De acuerdo con el contrato de alquiler, la cesión será por 25 años y permitirá su uso cultural y hostelero y permitirá la reapertura del Museo Diocesano, que era una de las condiciones impuestas por el Obispado.

En opinión de monseñor Rubio el alquiler supone la solución definitiva para el futuro del Palacio Episcopal tras cerca de una década de proyectos frustrados relacionados con este edificio, que ha tenido un uso eclesiástico durante los últimos 253 años.

Hace dos años, un acuerdo suscrito entre la Junta y el Obispado pretendía ubicar en este inmueble el Museo de Ingeniería Romana, el primero de esta temática que se abriría en España. Desde el PP se propuso recientemente que se convirtiera en subsede del Museo del Prado.

La gestión hotelera la realizará un grupo de empresarios encabezados por el hostelero Eleuterio Laguna, que también ha emprendido algún otro negocio similar en el centro de la ciudad.

El inmueble se encuentra situado en la plaza de San Esteban, que cuenta con un amplio espacio de aparcamiento. Es un edificio construido en 1755 para residencia de la familia noble de los Salcedo y cuenta con un patio barroco interior. Tiene una superficie de 4.200 metros cuadrados. Cuenta con una fachada renacentista y en su portada existen escenas de la vida de Hércules.

En el interior se podrán organizar exposiciones tanto permanente como temporal, y albergar otros servicios anexos como librerías, tiendas y un bar-restaurante gestionado por la empresa arrendataria.