La Comisión de Patrimonio ha autorizado el control arqueológico vinculado al anteproyecto de recrecimiento de la presa de Puente Alta, en Revenga, debido a que los trabajos son especialmente necesarios debido a que en la zona se localizan los trazados de la Cañada Real Soriana, Camino del Puerto de La Fuenfría y el azud y canal del Acueducto.

Reunida bajo la presidencia del delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, el órgano ha dio luz verde al estudio debido a que son «caminos históticos y yacimientos arqueológicos de los entornos entre el municipio y al capital, entre los que se encuentran además la Vía XXIV del Itinerario de Antonino. El acuerdo de la Comisión de Patrimonio establece que deberá prestarse especial atención al área de crecida del nivel de agua en la cola del pantano, con el objetivo de determinar si puede producirse alguna afección sobre el azud existente en las proximidades.

En Segovia capital, la Comisión ha autorizado la concesión de dos permisos de control arqueológico. El primero de ellos vinculado al proyecto para canalización de tendidos eléctricos por zanja en las calles Trinidad y Licenciado Peralta del casco histórico de la ciudad. Y el segundo, relacionado con la reurbanización de la calle Desamparados, zona especialmente sensible desde el punto de vista arqueológico por su proximidad al canal del Acueducto y a distintos edificios de interés histórico.

Los trabajos amparados por ambos permisos son exclusivamente los de control arqueológico. Si la importancia de eventuales restos que pudieran aparecer requiriera de una excavación arqueológica, esta sería objeto de una nueva autorización, previa presentación del correspondiente proyecto de intervención.

En la localidad de Ayllón, la Comisión ha aprobado el informe técnico presentado tras la realización del estudio murario del tramo de la muralla anejo al arco de entrada al Recinto Amurallado de Ayllón. Este informe está relacionado con las obras de restauración del arco y puerta de acceso al Recinto Amurallado. El estudio permite identificar dos fases constructivas en el muro: una parte bajomedieval (siglos XIV-XV) que se interpreta como un refuerzo de la muralla altomedieval, y una parte moderna-contemporánea.

La Comisión de Patrimonio ha autorizado además la restauración de una de las cruces de caliza que se sitúa en el entorno de la iglesia de Santa María de la Cuesta en Cuéllar. La cruz resultó completamente fracturada como resultado de la colisión de un camión. El proyecto, remitido por el Ayuntamiento de Cuéllar, persigue reconstruir la cruz utilizando sus propios elementos.

Por último, en la capital, la Comisión ha informado favorablemente la instalación de los rótulos de imagen corporativa en la sede central de Bankia en la avenida Fernández Ladreda y en la calle Santa Engracia. El rótulo en la fachada principal utilizará letras corpóreas de latón con acabado dorado. En la calle Santa Engracia, se utilizarán letras en relieve con el frontal de acero inoxidable.