El próximo 31 de diciembre la tradicional carrera popular “San Silvestre Segoviana” cumplirá su 33ª edición, y este año, la Junta Rectora del Instituto Municipal de Deportes (IMD) se ha propuesto revitalizar la prueba, invitando a todos los Clubes Deportivos SEgovianos a que presenten sus ideas sobre esta tradicional competición, y las posibles alternativas para su organización.

Esta decisión, tomada por unanimidad de los representantes de los grupos políticos PSOE, PP e IU, tras la oportuna deliberación, viene motivada por la “falta de rigor en el funcionamiento” del Club Atlético Joaquín Blume, según aseguran fuentes del Consistorio, asociación deportiva que se encarga de la organización de la prueba desde el año 1985. Sin embargo, el desde el Ayuntamiento aseguran que “en los primeros años el club supo darle un gran impulso a la prueba, incrementando el número de corredores y logrando la participación de destacados atletas que año tras año han renunciado a otros compromisos para estar presentes en esta cita con su ciudad”.

Una vez recogidas todas las propuestas y analizadas por la Junta Rectora del IMD, se determinará con qué club o clubes se firmarán los correspondientes convenios para el desarrollo de esta XXXIII edición de esta prueba atlética, que nació el 1979, iniciativa del entonces concejal de Deportes, Ángel García Nuño.

 

“Incumplimiento” del Club Joaquín Blume

Por otro lado, la Junta Rectora del IMD ha acordado reducir la subvención, inicialmente concedida, al Club Joaquín Blume para la temporada 2011/2012 debido al “incumplimiento del último de los convenios suscritos”, según aseguran fuentes del Ayuntamiento de Segovia.

El pasado mes de mayo el IMD inició un expediente informativo y pidió al Club que acreditara el cumpliendo de todas las contraprestaciones a las que se había comprometido en diciembre de 2011.

El 15 de julio finalizó la vigencia de este Convenio “sin que el Club hubiera acreditado el cumplimiento total del acuerdo”, aseguran, lo que ha llevado a la Junta del IMD a tomar la decisión de reducir la ayuda de 7.600 euros a 1.500 euros, cantidad que corresponde con las actividades y compromisos que sí se han realizado.