La Alianza por la Unidad del Campo, que forman COAG y UPA, informó el pasado martes, 26 de julio, que el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, les comunicó que se ha modificado el Diccionario de la Real Academia Española y han desaparecido las acepciones ‘tosco’ e ‘inculto’ para referirse a lo ‘rural’, que ya no estarán en la próxima edición, prevista para 2014, tal y como solicitaron estas dos organizaciones profesionales agrarias.

Fuentes de la Alianza explicaron en una nota de prensa recogida por Ical que el titular de Educación les agradeció el interés y la colaboración de ambas OPAs “para contribuir a mejorar el Diccionario y acercarlo a la sociedad”. Por su parte, ambas organizaciones valoraron “muy positivamente” y alabaron la “sensibilidad” mostrada por la Real Academia Española y por el Ministerio de Educación a la hora de atender su “justa petición, respaldada mayoritariamente por el conjunto de la sociedad castellana y leonesa».

Esta agrupación emprendió hace unos meses una iniciativa en Castilla y León y en el resto del país para que la RAE cambiara la acepción del Diccionario que recogía la definición de ‘rural’ por ser “claramente discriminatoria y una ofensa” a todos los hombres y mujeres que viven y trabajan en los pueblos.

Así, UPA y COAG exigieron por escrito a la RAE que retirara urgentemente esas acepciones ofensivas y recordaban a los académicos el “importante papel” que juegan en la sociedad actual los agricultores y ganaderos, principales activos aún hoy en muchos pueblos de España y protagonistas directos en la producción de alimentos para toda la sociedad.

“Sin agricultores y sin ganaderos, y sin otros profesionales rurales, los pueblos tendrían que echar la llave y cerrar. Y con ello se pondría punto y final a la garantía de una alimentación asequible y de calidad, a la preservación de los valores ambientales y, por ejemplo, a romper un desarrollo equilibrado de la Comunidad con mayor espacio rural y medioambiental, como es Castilla y León”, apuntaban en el documento.

Esta iniciativa contó de inmediato con el apoyo del ministro de Educación, el presidente de la Junta, el consejero de Educación, los rectores de las universidades, los máximos responsables políticos de los partidos mayoritarios en la región, líderes sindicales, organizaciones agrarias, el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, medios de comunicación y centenares de agricultores y ganaderos no solo de la Comunidad, sino también del resto del país, además de ciudadanos en general.