El Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España inició en Santiago de Compostela una nueva etapa de “profesionalización” tras la celebración de la asamblea general de alcaldes de los miembros del grupo. Para el presidente del grupo y alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, la capital gallega “será recordada” como el lugar en el que empezó la profesionalización las ciudades tras la aprobación del primer director-gerente en los 20 años de historia del GCPHE y del presupuesto de 1,6 millones de euros.

Los alcaldes de Segovia, Mérida, Cuenca, Tarragona, Alcalá de Henares, San Cristóbal de la Laguna, Salamanca, Toledo, Ávila, Cáceres, Córdoba, Ibiza y Santiago de Compostela concluyeron la cita en la que se designó a Ángel Rosado Martínez como director-gerente, que hasta ahora fue responsable de Comunicación de la Fundación Albéniz y superó un proceso de selección realizado por una empresa consultora a nivel nacional entre más de 700 currículos.

El nuevo director asumirá la responsabilidad de gerenciar en el año 2013 un presupuesto de 1,6 millones de euros, cantidad en la que se integran el presupuesto inicial de un millón 220.000 de euros y un remanente de 380.000 euros pendientes de ejecución en 2012, procedentes de actividades e ingresos obtenidos el pasado año.

De acuerdo con Arahuetes, la aprobación de este presupuesto era “la prioridad de la asamblea, porque con este dinero estamos dotando la gestión de todo el año. Otro hecho destacado, porque cierra el diseño de la nueva estructura profesionalizada del grupo, es la contratación del director-gerente, que concentrará el trabajo de dirección sustituyendo la que hasta ahora fue una estructura muy básica para la complejidad del trabajo conjunto de las trece ciudades.

 

Abordando las dificultades económicas

El alcalde de Santiago de Compostela, Ángel Currás, acompañado por el actual presidente de las Ciudades Patrimonio, Pedro Arahuetes, y por Emiliano García Page, alcalde de Toledo, que a partir de junio será el nuevo presidente del grupo, agradeció que las 13 ciudades escogieran a Santiago de Compostela como sede de la Comisión Ejecutiva y de la Asamblea celebradas el viernes 15 y sábado 16 respectivamente.

“Estas reuniones son muy positivas para establecer estrategias, avanzar en los problemas comunes de las ciudades, en la defensa de nuestro patrimonio, en las dificultades de accesibilidad y movilidad en ciudades históricas e incluso en las dificultades financieras que se crean cuando muchos de los monumentos no aportan el IBI a las arcas municipales. Poder abordar estos temas es siempre un éxito”.

 

20 aniversario

La Asamblea decidió asimismo apoyar la candidatura de San Cristóbal de la Laguna a Capital Europea de la Juventud en 2013, y declarar abierta la convocatoria de la sexta edición del Premio Patrimonio, que se falla todos los años en el mes de noviembre. Hasta el 30 de agosto de 2013 podrán presentarse las candidaturas para optar por este premio que distingue las actuaciones de conservación del patrimonio en las ciudades del grupo.

Los alcaldes aprobaron finalmente los actos centrales de celebración del 20 aniversario de la constitución del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España en 1993, que tendrán lugar en Ávila el 17 de septiembre de este año. Habrá además actos paralelos en todas las ciudades miembro, para lo que se habilitó un presupuesto de 125.000 euros.

El GCPHE fue creado en 1993 con el fin de “actuar de manera conjunta en la defensa del patrimonio histórico y cultural de estas ciudades y en el mantenimiento y potenciación de sus formas de vida, realizando proyectos comunes ye estableciendo políticas de intercambios de experiencias”.

 

Colaboración entre administraciones

En el comienzo de la jornada, los trece alcaldes fueron recibidos en audiencia por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el Salón Noble del Pazo de Raxoi.

Tras ser presentados por el alcalde de Santiago de Compostela, los regidores hablaron con Feijóo sobre la importancia de la promoción y protección de las ciudades distinguidas por la Unesco. Los alcaldes hicieron énfasis en la necesidad de intensificar la colaboración entre las administraciones porque, como señaló Currás, “la unión de esfuerzos favorece el desarrollo del patrimonio”.

La recepción concluyó con la entrega al Presidente de la Xunta de la insignia de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad por parte del presidente del grupo, Pedro Arahuetes García.

El programa del Grupo de Ciudades Patrimonio en Santiago se cerró con la foto de familia en las escaleras del Palacio de Raxoi y la visita guiada a la Ciudad de la Cultura.