El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, firmó con el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, un convenio por el que la Policía Municipal de esta ciudad se incorpora al Sistema Integral de Violencia de Género (Viogen), lo que le permitirá acceder a la base de datos del Ministerio del Interior con información policial, judicial y penitenciaria de todos los casos denunciados en España. Una herramienta informática que, además, permitirá a los agentes locales asumir funciones que hasta ahora sólo desempeñaban el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, como las evaluaciones del riesgo o la ejecución de las medidas de protección policial en el entorno de las víctimas.

“La protección de las víctimas es el objetivo fundamental de este convenio”, remarcó Ruiz Medrano en declaraciones recogidas por Ical. “Con esta herramienta podemos realizar un seguimiento personalizado de cada caso, valorar el riesgo de cada víctima y adoptar en consecuencia las medidas de protección necesarias”, ya que Viogen tipifica cada caso según su gravedad, “desde riesgo no apreciado a bajo, medio, alto y extremo”, de modo que cada nivel lleva aparejadas distintas medidas policiales de protección.

Viogen cuenta con un sistema de alertas que se activa “ante situaciones determinadas” para que puedan actuar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o la Policía Local, “como la salida de un agresor de la cárcel u otras actuaciones que puedan ocurrir a lo largo del tiempo”, añadió el delegado del Gobierno.

A este sistema tienen acceso los juzgados, Instituciones Penitenciarias y las unidades de violencia de género de la Delegación y las distintas subdelegaciones, además de la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Cuerpos municipales que se están incorporando de forma paulatina, por lo que pueden compartir la información disponible en cada caso.

Con la incorporación de Segovia son ya 21 los municipios de Castilla y León que tienen integradas sus policías locales en el sistema Viogen. Los otros 20 son León, Villaquilambre, Astorga, La Bañeza, San Andrés del Rabanedo, Villablino y Ponferrada, en la provincia de León; Valladolid, Medina del Campo, Arroyo de la Encomienda, Laguna de Duero, Peñafiel, Simancas, Tordesillas y Tudela de Duero, en la provincia de Valladolid; y Zamora, Benavente y Toro en la provincia de Zamora. Las capitales de Salamanca y Palencia también están adheridas al sistema Viogen, en el caso de Burgos “se está tramitando”, matizó Ruiz Medrano, “y faltan Soria y Ávila”. 

Por otro lado, el delegado del Gobierno precisó que, de las 1.857 denuncias de violencia de género interpuestas en Castilla y León en el primer semestre de este año, 88 corresponden a Segovia, donde 210 mujeres (135 españolas y 75 extranjeras) viven actualmente con atención policial activa, protección que en el conjunto de la Comunidad se extiende a 2.625.

El alcalde de Segovia, por su parte, celebró el refuerzo de “la lucha contra la lacra social de la violencia de género” que supone la firma de este convenio por “la mejora de las condiciones técnicas” de la Policía Municipal que conlleva. “Por tanto, nuestra actitud no podía ser otra que la de colaborar con el Gobierno de España”, dijo Arahuetes, quien valoró la deferencia de Ruiz Medrano al desplazarse hasta el Consistorio para la firma del acuerdo, en lugar de ser el primer edil quien fuera a la Delegación: “Acercarse al Ayuntamiento es también un acercamiento del Gobierno central a los ciudadanos”, valoró el primer edil segoviano en su intervención durante el acto, que contó con la presencia de la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, y concejales de los tres grupos municipales.