El Ayuntamiento de Segovia incorporó 8 motos eléctricas al parque móvil de la Policía Local tras una inversión de 45.000 euros en su compra, dotación y rotulación. El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y el concejal de Tráfico y Policía, Alfonso Reguera, pudieron comprobar hoy el funcionamiento de las mismas a los pies del Consistorio donde señalaron que los nuevos vehículos “se adaptan perfectamente a las necesidades de la ciudad”.

Durante la presentación de las ocho nuevas motos eléctricas a la que asistieron varios efectivos de la Policía Local, Arahuetes destacó el bajo consumo de las mismas que se sitúa en los 0,5 euros a los 100 kilómetros, al contrario que las scooter de 125 cm3, que consumen 4 euros a los 100 km. También señalaron la facilidad de recarga, ya que sólo se necesita enchufarlas a la red eléctrica de 220 vatios durante 2 horas y media, y su autonomía que oscila entre los 65 y 97 kilómetros, de media Policía Local realiza unos 50 kilómetros al día. Además, el ciclo de vida de la batería es de 10 años u 80.000 km.

Las nuevas motos pueden alcanzar los 110 kilómetros por hora y cuentan con una velocidad de aceleración de 0 a 80 kilómetros por hora en 6 segundos. Cada máquina pesa 240 kilos y tiene una altura hasta el asiento de 80 centímetros. Las Vectrix Li tienen una garantía, incluidas las baterías, de dos años y están dotadas con todo el equipamiento de Policía Local como sistema óptico, acústico, de control y rotulación.

Fabricadas en Europa, los nuevos vehículos “se adaptan a los más altos estándares de calidad, además de ser respetuosas con el medioambiente al no contaminar ni por humos ni por ruido, son totalmente silenciosas”. Adquiridas las nuevas motos eléctricas, el Ayuntamiento retira de la circulación 4 de 250 cm3. A partir de ahora, la flota de Policía Local está formada por 12 motos, 8 de ellas eléctricas.