La Asociación de Mujeres de la Unión de Campesinos de Segovia, Ismur finaliza esta semana en la localidad de Laguna Rodrigo, el programa de atención a la población rural Un Medio Rural para Vivir, que se inició el pasado 4 de octubre en el municipio de Abades y que ha recorrido otros municipios como Zarzuela del Monte o Villacastín, con el objetivo de generar una conciencia colectiva en los pueblos respecto a las riquezas y oportunidades de los mismos; descubrir las potencialidades de nuestro entorno rural y transmitirlas; valorándolas como una auténtica riqueza cultural, patrimonial y como alternativa al medio urbano y que ha servido también como medio para comprobar la situación real de nuestros pueblos, la carencia de determinados servicios públicos o las deficiencias en materia de instalaciones, transporte o nuevas tecnologías.

En este sentido, destacan la falta de centros de formación en nuevas tecnologías en el medio rural así como centros públicos de acceso a internet o la disponibilidad de una línea de ancho de banda adecuada, situación que se repite en diversos pueblos de Segovia, donde Ismur ha estado con otros programas sociales, como Escobar de Polendos o Roda de Eresma; a esta demanda se unen otras relacionadas con la mejora del transporte público para desplazarse a la capital de provincia, que en municipios como Laguna Rodrigo apenas existen, teniendo sus vecinos que desplazarse hasta la localidad de Etreros y alargando considerablemente el trayecto a Segovia capital a una hora, cuando en coche supone apenas 35 minutos. Otras necesidades aún no cubiertas, son la atención a los niños y a la juventud, ya que en muchos pueblos no se cuenta con guarderías y parques infantiles adecuados o centros juveniles de encuentro y formación para jóvenes, teniendo éstos que pasar la mayor parte del tiempo libre en la calle.

Además a estas demandas, añaden la ausencia total de servicios dirigidos a los mayores en los pueblos, si exceptuamos la atención médica, cuando Segovia cuenta con una provincia cada vez más envejecida y anciana, especialmente en municipios menores de 500 habitantes, por lo que se reclaman Centros de Atención al Mayor y Centros de Día principalmente en detrimento de Residencias, al manifestar su deseo mayoritario de “vivir en su casa”.

Otras necesidades que se han recogido en este programa, aunque de menor calado, son la instalación de mayores centros sociales y de ocio para formación relacionados con el folklore local, talleres, deporte social o piscinas municipales, unas adecuadas instalaciones deportivas o la revalorización y puesta en valor de recursos turísticos de interés como en el caso de la laguna Rodrigo y la charca de Berruego con una gran riqueza natural o el tradicional modo de jugar a los bolos de las mujeres de Abades, que actualmente se exporta a otros municipios de Castilla y León a través del boca a boca.

Con este programa, en el que han participado 69 personas, de los cuales 5 han sido hombres y 64 mujeres de diferentes edades, resultando la participación más alta en las localidades de Abades y Laguna Rodrigo, un pueblo de apenas 38 vecinos en el que han participado 14, la entidad pretende fomentar la recuperación de costumbres y tradiciones populares de la localidad, fomentar las formas de participación de las personas en los procesos sociales de su comunidad y promover un verdadero conocimiento de nuestros pueblos y sus necesidades.

Para la ejecución del programa, Ismur cuenta con un presupuesto de 11.235,00 €, financiados por el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, así como con la colaboración del Ayuntamiento de los municipios participantes, la Unión de Campesinos de Segovia y la ONG Colectivo de Acción Solidaria.