Una de las plazas más emblemáticas de Segovia, la de San Martín, fue escenario de la actuación de la compañía salmantina Spasmo Teatro, fundada en 2002 por cinco teatreros que llevan juntos 20 años cuyas señas de identidad son “humor gestual, dinamismo, situaciones inesperadas y guiones asombrosos”.

A Titirimundi trajeron Show Park, un montaje en el que ahondan en sus características para ofrecer al público un espectáculo con una cuidada banda sonora y una impecable puesta en escena llena de ritmo y sorpresas.

En todas las ciudades hay un parque. Y en todos los parques hay un banco. Bancos que son mudos testigos de nuestra vida cotidiana. Vida que trascurre alrededor de ellos, y muchas veces incluso sobre ellos. Sin darles importancia. Sin prestarles atención. Vida cotidiana que no por cotidiana deja de sorprendernos. Pero, ¿qué pasaría si uno de estos bancos, observadores silenciosos de nuestra existencia, hablara? Show Park repasa, así, el alucinante y absurdo mundo de nuestra vida cotidiana con el característico estilo cómico y gestual de la compañía. Abuelos que pasean, quinceañeras con sentimientos a flor de piel, ladrones que escapan de la policía, mendigos, personajes que interactuarán con el público devolviéndole una sonrisa. La vida en clave de humor. Éso es Show Park.