Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma a nivel nacional en producción de patata con 1/3 del total nacional y el liderazgo absoluto en producción de patata de media estación y tardía. Si a los más de 5.200 productores y más de 21.000 hectáreas sembradas, le unimos la calidad y el rendimiento que se alcanza por hectárea, nos encontramos con que Castilla y León se sitúa a la cabeza en el ránking de la Unión Europea.

Los acuerdos firmados con las grandes cadenas de distribución a nivel nacional y la campaña de publicidad desarrollada en medios de comunicación para promocionar la venta de patata de calidad de Castilla y León bajo la marca «Tierra de Sabor» han permitido que se hayan vendido un total de 31 millones de kilos, lo que supone un incremento del 60% con respecto a los mismos meses de 2008. Una cifra dada a conocer durante la reunión de la Mesa de seguimiento del sector de la patata. En este encuentro y cumpliendo con el compromiso con el sector se ha presentado el borrador de la primera fase del Plan Estratégico para la mejora de la competitividad del sector de la patata. Un plan, dinámico, y participativo, que se está realizando, consultando a todos los agentes implicados en la formación de la cadena de valor.

Se trata de un cultivo, con un alto valor añadido, que en determinadas campañas, con un 1% de la superficie de siembra de Castilla y León, puede llegar a alcanzar el 11% del valor de la producción vegetal. Teniendo en cuenta este potencial, desde la Consejería de Agricultura y Ganadería se está elaborando, con la colaboración e información del sector, un Plan Estratégico para la mejora de la competitividad del sector de la patata, que se espera tener terminado en los primeros meses de este año, y que tiene cuatro objetivos prioritarios:

 

* Estructurar y dar estabilidad al sector productor mediante la adecuación de las variedades sembradas a la demanda del mercado, así como mediante la implantación generalizada del contrato tipo.

* Impulsar la creación de estructuras de almacenamiento que permitan prolongar los periodos de venta de la patata de Castilla y León.

* Fomentar acuerdos de venta con las cadenas de distribución que permitan incrementar la venta de patata de calidad de la comunidad bajo la marca «Tierra de Sabor».

* Elaborar campañas de comunicación que incidan sobre los valores positivos del consumo de patata como producto básico de la dieta mediterránea.

 

En la Mesa de seguimiento del sector de la patata y con el objetivo de que los cultivadores puedan planificar la siembra de la campaña actual, (2010/2011) se ha entregado un boletín informativo con información precisa y actualizada sobre el sector de la patata de Castilla y León, y que puede ser de gran utilidad y servir de orientación a la hora de tomar decisiones para mejorar la competitividad de las explotaciones. Un boletín que se remitirá a más de 3.000 cultivadores de patata de la región.

 

 

¿Cuál ha sido el plan de seguimiento de esta campaña?


Campaña de publicidad ‘Alimentos de Castilla y León. Tierra de sabor’.

 

Con el objetivo de vender la patata de Castilla y León, suficiente en cantidad y calidad para abastecer el mercado nacional, y frenar así la entrada de patata de otros países, que de forma habitual empezaba a llegar a la región en octubre, se cerraba el 28 de septiembre un acuerdo pionero en España con las grandes cadenas de distribución para promocionar la venta de patata durante los meses de octubre y noviembre en más de 3.900 centros. Todo ello, dentro de la estrategia comercial existente en cada cadena de distribución para la venta de patatas bajo la marca de garantía «Tierra de Sabor» Castilla y León.

Como complemento de los acuerdos firmados con las cadenas de distribución a nivel nacional la Consejería de Agricultura y Ganadería puso en marcha un importante plan de publicidad en los medios de comunicación de ámbito regional y nacional. A través de esta campaña, durante los meses de Octubre y Noviembre, se ha informado al consumidor de las bondades del consumo de patata como alimento básico de la dieta mediterránea y se ha explicado que la patata de Castilla y León tiene unas propiedades y cualidades naturales que la distinguen por su excelencia y la sitúan muy por encima de las que tienen las patatas producidas en el resto de Europa.

En Castilla y León, han sido 7 los envasadores de patata fresca autorizados para incluir «Tierra de Sabor» en sus productos, que son los que desde el lanzamiento de la marca en marzo de este año han solicitado su utilización y cumplen los requisitos que les ha permitido obtener autorización para su uso.

Además esta ambiciosa campaña de promoción ha permitido que diecisiete envasadores de toda España, que son los proveedores de patata de las cadenas de distribución con las que la Consejería de Agricultura y Ganadería ha suscrito los acuerdos, 5 de ellos de Castilla y León, hayan garantizado que la patata comercializada durante esos meses provenía de la Comunidad Autónoma.

Estos envasadores han centralizados sus compras en la región a través de 339 agricultores particulares, 25 almacenistas o empresas comercializadoras y 7 cooperativas.

La fuerza que ha obtenido la marca «Tierra de Sabor» Castilla y León para prestigiar nuestros productos en España, así como las campañas de promoción desarrolladas desde el mes de marzo del pasado año, han permitido posicionar nuestros productos de una manera ventajosa mediante los acuerdos con las cadenas de distribución, permitiendo abordar problemas coyunturales como los que se han tenido esta campaña con el excedente de patata.