La nieve obliga al uso de cadenas en cinco puertos de las provincias de Burgos, León y Segovia, así como en la carretera CP-004, de acceso a la estación de esquí de La Covatilla, en la localidad de La Hoya (Salamanca), según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), que además advierte de la presencia de nieve en la calzada de otros 41 tramos viales que hace necesario extremar la precaución.

Así, a estas horas, además de la carretera salmantina, la DGT obliga a utilizar antideslizantes en el puerto de Los Leones (N-VI), en Gudillos, y el alto de Navacerrada (CL-601), en Sal Ildefonso, estos dos últimos en Segovia, así como en los puertos burgaleses del Collado, en la BU-822, a su paso por Neila, y el alto del Manquillo, en la BU-820, en Riocavado de la Sierra. Igualmente, también hay que usar cadenas en la LE-233, en la provincia de León, a la altura de Besande.

Además, según ha informado la DGT, en Segovia hay varios tramos afectados por la nieve y la niebla que obligan a extremar la precaución al volante. Es el caso de la N-VI, en El Espinar, donde hay niebla, y en la A-1, en Bodeguillas, y la SG-112, en Riofrío de Riaza, en ambos casos, con presencia de nieve.

Cortado el tráfico de camiones por Boceguillas

La nieve caída esta noche mantiene cortado el tráfico a vehículos pesados en la autovía del Norte (A-1) a la altura de Boceguillas (Segovia), según informaron fuentes de la DGT, que mantiene las restricciones en toda la subida al puerto de Somosierra, hasta la provincia de Madrid.

Las restricciones se mantienen entre el kilómetro 93 y el 118 de la autovía. A su vez se ha habilitado el aparcamiento construido por Fomento hace dos años para facilitar el estacionamiento de los vehículos.

Los problemas por la nieve también afectan a otros tramos de carreteras de la provincia, como en la N-VI, en El Espinar, en la subida al puerto de Los Leones; en la SG-112, en la subida a la estación de esquí de la Pinilla; y en la CL-601, en la subida al puerto de Navacerrada, donde es preciso a esta hora el uso de cadenas, y también está cortado el tráfico para camiones.

 

Otros tramos afectados de Castilla y León

En cuanto a los tramos afectados por la nieve en el resto de Castilla y León y que condicionan seriamente la circulación del tráfico, la provincia más afectada es Soria con 15 viales. A la red principal pertenecen la A-2 y la N-111, a su paso por Medinaceli, la N-122, en El Burgos de Osma, la N-234, en Ciria. El resto, corresponden a la red secundaria: la CL-117, en Abejar, CL-101, en Almazán y Gómara, CL-116, en El Burgo de Osma, SO-810, en Cidones, SO-820, en Molinos de Duero, SO-800, en El Royo, SO-100 y SO-20, en Soria capital, SO-830, en Vinuesa, y SO-615, en Garray.

A ellos se suman varios tramos con niebla, como la N-VI, en El Espinar (), la A-52, en Padornelo (Zamora), y la A-2, en Arcos de Jalón (Soria).

Burgos es la segunda provincia más afectada, con seis tramos: A-1, en Villalmanzo, A-231, en Melgar de Fernamental, A-62, en Frandovinez, N-I, en Briviesca y Monasterio de Rodilla y BU-30, en la capital. Cinco tramos corresponden a Ávila, situados en la N-403, en El Barraco, N-110, en La Carrera y Villatoro, y N-502, en Mengamuñoz y Navalsauz.

Otros cinco en Salamanca, en la CL-517, a su paso por Villar de Peralonso, la CL-526, en Peñaparda, SA-324, en San Felices de los Gallegos, la SA-302, en Villaseco de los Reyes, y la SA-314, en Vitigudino.

Ya en León, se aprecian otras dos carreteras afectadas, como son la LE-142, en Foncebadón, y la LE-495, en Meroy; otra más en Palencia, en la A-231.

Por último, en Zamora se observan otros tres tramos en A-66, en Matilla de Arzón, A-52, en San Román del Valle, y la A-6, en Villabrázaro. Mientras que en Valladolid hay dos tramos condicionados, en la N-601, en Zaratán, y la A-6, en Mota del Marqués.