Las obras de restauración de la Muralla de Segovia en su cara norte han finalizado tras 13 meses de trabajos. Las obras, que han supuesto un total de 496.610 euros de inversión financiados con el 1% Cultural, fueron financiadas por el Ministerio de Fomento, que aportó el 75 por ciento, y el Ayuntamiento de Segovia, que dispuso el 25 por ciento restante. Así lo señalaron durante una visita a la misma el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes; y la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos.

Las principales actuaciones, como señalaron, han estado destinadas a eliminar elementos nocivos a la que la estaba sometida el monumento, que data del siglo XI, como “la vegetación descontrolada, los árboles enraizados, los rejuntados de cemento o las filtraciones de agua”. Además, los trabajos han supuesto la recuperación de los morteros perdidos y la sustitución de materiales para asegurar la estabilidad de los elementos.

Declarada Monumento Histórico en 1941, el mal estado de diferentes zonas del entramado de la muralla que conserva 70 de los 92 cubos originales, llevó al consistorio de la capital segoviana a sellar grietas y oquedades interiores así como a reparar y consolidar el sustrato rocoso donde se apoya la propia muralla, “ ya que en muchos casos es la propia roca la que esta muy deteriorada y pone en peligro la estabilidad del monumento”, señalaron desde el Ayuntamiento. Por otro lado, y para disminuir las filtraciones de agua, se han limpiado las gárgolas, y se ha pavimentado el adarve.

Además, con la intención de recuperar la imagen original de la muralla de calicanto se optó por un rejuntado que cubre la piedra y que, al generar una superficie lisa, está menos expuesta a la acumulación de agua.

 

Cuidado ornitológico

Los huecos y mechinales de esta fortaleza segoviana suponen el refugio de numerosas aves que crian entre sus piedras. Por esta razón, y en colaboración con la Sociedad Española de Ornitología, se ha probado un nuevo sistema que permite la nidificación de especies protegidas y evita la entrada de palomas, aves que generan gran erosión en los monumentos.

Como explicaron desde el Ayuntamiento, este sistema, “se encuentra todavía en periodo de pruebas, pero si funciona bien se volverá a utilizará en futuras intervenciones”

Con el fin de seguir realizando actuaciones de recuperación en este monumento la Concejalía de Patrimonio Histórico ha presentado un nuevo proyecto que comprende el recorrido en el Hospital de la Misericordia, al 1% Cultural con un importe de 943.000 euros.

Superior: Tramo de la muralla en la Puerta de Santiago, antes y después de los trabajos de los trabajos de restauración

Inferior: Tramo de la Cueva de la Zorra, antes y después de los trabajos de restauración