Desde los orígenes del ser humano, siempre han existido diferencias entre las mujeres y los hombres, la mayoría de las veces sobrevalorando el papel del hombre. La cultura occidental siempre ha valorado a la mujer como inferior y dependiente. Tradicionalmente, se han educado a las mujeres para ser sumisas, hogareñas, madres etc. 

Mientras esto pasaba, a los hombres se las abría el espacio público, demostrando su inteligencia, fortaleza, competitividad, situando como centro de la vida y con valores patriarcales.  Toda esta tradición origina las desigualdades entre hombres y mujeres. Y ha originado que las mujeres hayan permanecido ocultas y subordinadas al hombre.

La conciencia aparecida por las desigualdades causadas por los géneros y en busca de una justicia social dio origen al Feminismo, según la Real Academia Española de la Lengua lo define como Doctrina Social, favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres. 

Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. Y se creó un instrumento nuevo de análisis, el género, que hizo posible evaluar la cultura Patriarcal. Actuando en lo social, político, económico y que nace en el siglo XVIII. Aunque siempre ha habido mujeres decididas en la historia, dispuestas a rechazar la discriminación.

La Constitución de 1.931 fue todo un éxito y un gran avance en la lucha por los derechos de la mujer, votó por primera vez, en 1933 se concedió el sufragio a las mujeres, se defendió el matrimonio en igualdad de los cónyuges, se concedió el derecho al divorcio. Siendo España el país que tenia mas presencia de mujeres en el Parlamento.

Fueron 9 pioneras en el año 1936.

• Clara Campoamor – Partido Radical – Abogada

• Victoria Kent – Partido Radical Socialista – Abogada

• Margarita Nekel – Partido Socialista Obrero – Pintora y Periodista.

• Francisca Bohigas – Minoría Popular Agraria – Maestra

• Veneranda Garcia Blanco – Socialista – Maestra

• María Lejarraga – Socialista – Maestra t Escritora Política.

• Matilde La Torre – Socialista – Maestra

• Dolores Ibarruri – Costurera y criada

• Julia Álvarez – Abogada

 

Es uno de los momentos de transformación política que vivía la sociedad Española con la presencia de estas mujeres entre los parlamentarios que se reunían en el palacio de la carrera de San Jerónimo.

Todas ellas mujeres valerosas, luchadoras, conscientes y responsables del trabajo que podían realizar demostrando que las mujeres podían igualmente representar a los españoles como los hombres.

Han pasado muchos años y seguimos luchando por una igualdad real no solo en política, sino en todos los puestos de dirección.

Sabían que hay estudios europeos que han demostrado que existe una correlación entre la mejora de los resultados economistas y financieros de las empresas y la presencia de mujeres en los órganos de toma de decisión de estas, constituye un autentico resultado de eficacia y de competitividad económica, y sin embargo solo hay un 3% de mujeres en las Presidencias de Consejos de Bolsa y un 10% en los puestos en los consejos de administración.

La diferencia salarial entre mujeres y hombres sigue siendo del 17.8% en toda la Unión Europea y que además afecta también a los puestos de dirección.

Aunque se sabe que el numero de los órganos de Dirección de las empresas solamente registra un aumento del 0.5% al año no podemos cumplir la representación de mujeres al 40% hasta dentro de 50 años por lo menos.

Pero no se qué puede pasar con las Cámara de Comercio e Industria, en las Organizaciones Empresariales, en las Agrarias, en los Sindicatos y Patronal que no existe en absoluto una composición equilibrada de mujeres y hombres, que significa que no existe en los órganos de dirección mujeres.

Quisiera recordar, que la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, la Carta de los Derechos Fundamentales de la U.E., la Convención de las Naciones Unidas en 1979 sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, el artículo 2 del tratado de la U.E. que habla de la no discriminación y la igualdad entre Mujeres y Hombres, el artículo 19 del Funcionamiento de la U.E. referente a la lucha contra la discriminación por motivos de sexo, las Conferencias Mundiales sobre la Mujer, mas Tratados, más Pactos, mas Convenciones mas… que no sabemos para qué están sirviendo.

Con todos estos datos, podíamos reflexionar que en el siglo XXI, todavía queda casi todo por hacer.

Y como decía Clara Campoamor “La única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad, es cambiar dentro de ella”

 

Hontalbilla marzo de 2013

 JUANA BORREGO IZQUIERDO

PRESIDENTA NACIONAL DE FEMUR