El tiempo desapacible, con lluvia y frío, deslucieron la fiesta de los Gabarreros que durante todo el fin de semana se celebró en la localidad segoviana de El Espinar, donde un año más se tributó homenaje a los viejos oficios que se desarrollaban en el monte.

Los actos incluyeron varias demostraciones de actividades forestales antiguas, así como el reconocimiento, con el título de Gabarreros de Honor, a tres vecinos del municipio, Manuel Blanco, del barrio de La Estación; Martín Rubio, de San Rafael; e Ignacio Turrero, de El Espinar.

El alcalde de El Espinar, David Rubio, lamentó la adversa climatología, pero añadió que temperaturas peores han tenido que soportar los antiguos gabarreros. Recordó igualmente que algunos actos han tenido que posponerse o trasladarse. Sin embargo, el peor día se vivió el sábado en San Rafael, donde no pudo desarrollarse el programa previsto debido a la nieve caída.

La plaza de la Constitución fue escenario de la recreación de viejos oficios del monte y la plantación de pinos silvestres en la zona de El Pinarillo. Además, hubo el desfile y la corta vertical en altura en la plaza del Altozano.

Por su parte, el periodista Javier Pérez de Andrés ofreció el pregón dedicado a los vecinos de los cuatro núcleos del municipio, San Rafael, La Estación, Los Ángeles de San Rafael y El Espinar.

A pesar de la climatología fueron numerosos los vecinos que se acercaron a contemplar las demostraciones y el desfile de carros, hacheros, caballos con leña y arrastre de pinos en la zona del campo de fútbol. También hubo exhibiciones de desrame, limpia, corta vertical, corta con hacha, y la elaboración de estatuas de madera con motosierra, una actividad que se realiza por segundo año consecutivo.

No faltó la música, a cargo de la Banda de Música de El Espinar en la iglesia de San Eutropio, donde se estrenó la composición de Federico Ruyra, ‘Jota de los Gabarreros’, para banda y dulzainas.

Además, de forma paralela y como complemento se volvieron a celebrar las jornadas gastronómicas, en las que este año participaron cinco restaurantes de la localidad. Durante una semana, los locales han ofrecido menús a base de productos de la zona, con precios que han oscilado entre los 28 y los 38,50 euros.