La nueva Ley de Integración de Cooperativas que se llevará mañana al Consejo de ministros para su aprobación seguirá el modelo europeo de concentración de oferta en el país para “ganar dimensión” frente a unos mercados “cada vez más competitivos”. Así lo aseguró hoy el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien señaló que las cooperativas españolas todavía tienen un “camino muy largo por recorrer” hasta tener la dimensión de sus competidoras europeas.

El ministro, que asistió a la inauguración del IV Congreso de Cooperativas Agrarias de Castilla y León en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), aseguró que para hacer frente a esta situación, las más de 4000 cooperativas españolas que aglutinan a más de un millón de cooperativistas y una facturación de apenas 19.000 millones de euros, deberán seguir modelos como el de los Países Bajos, en donde dos únicas cooperativas facturan 16.000 millones de euros.

Aunque señaló que “aún tenemos mucho camino que andar” para conseguir esas dimensiones, Arias Cañete aseguró que el Gobierno central apoyará los procesos de integración en cooperativas para buscar grandes unidades con fuerza en el mercado y que sean capaces de concentrar la oferta, así como de comercializar en los mercados de exportación.

Junto al presidente del Consejo Rector de la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), Gabriel Alonso, organizador de la cita, el titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente recordó la aprobación de medidas similares como la del paquete lácteo que permite concentrar hasta el 30 por ciento de la oferta “para que haya un equilibrio en el mercado”.

 

Sector lácteo

En respuesta a las preguntas de los periodistas, Arias Cañete aseguró que el Gobierno conseguirá dotar al sector lácteo de mecanismos que le permitan tener un peso más eficiente en la cadena de valores y estar menos expuestos a las tensiones que se pueden generar desde la industria lácteo o desde la gran distribución.

En este sentido aseguró que el Ejecutivo trabaja para conciliar a las partes del proceso y recordó medidas como el acuerdo de colaboración entre la Federación de las Industrias Lácteas, cooperativas, Asaja y la gran distribución, que analiza los costes de producción y la cadena de valor para buscar mayores equilibrios; las ayudas de la Unión Europea que incrementarán los pagos únicos a productores a partir de diciembre, o el mencionado Real Decreto del paquete lácteo.

 

Norma del ibérico

Por otro lado, Miguel Arias Cañete esperó  que en un plazo de aproximadamente una semana pueda redactarse una norma que potencie la raza ibérica para desarrollar un “producto único de la gastronomía española como es el jamón”.

Durante la inauguración del IV Congreso de Cooperativas Agrarias de Castilla y León en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), Arias Cañete aseguró que las reuniones entre las diferentes partes van por “camino correcto” y que pronto podría encontrarse el equilibrio que propicie una regulación que “garantizará la supervivencia de la raza”.

En este sentido el titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aseguró que además se conseguirá una mayor transparencia en el sector y entre los consumidores para que todos los productores puedan seguir produciendo a través de una ordenación de utilización de las razas.

En lo que denominó como una “búsqueda de buenos entendimientos”, Arias Cañete esperó que el proceso de redacción se alargue el menor tiempo posible para poder debatir la nueva regulación con las comunidades autónomas y las denominaciones de origen.