El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, llamó hoy a la reflexión a los órganos de decisión de Caja Segovia y Caja Ávila, para que se den cuenta de que en el proceso de fusión de Caja España y Caja Duero, que hoy ratificaron sendas asambleas generales, ha prevalecido “el sentido de la responsabilidad de las personas que han mirado hacia el futuro, y que han preferido fortalecer el sistema de Castilla y León y velar por el interés general que tenía para la Comunidad Autónoma esta operación”.

Por ello, dijo, en declaraciones a Ical, “otras entidades que ahora están todavía en fase de tomar una decisión deberían sumarse a los proyectos que en Castilla y León se están configurando”. “Poco sentido tendrá, poco beneficio permitirá disponer a Castilla y León el hecho de incluirse en otras operaciones donde, prácticamente, no van a representar nada”, en clara alusión a la intención de Caja Ávila y Segovia de sumarse al Sistema Integrado de Protección (SIP) que promueve Caja Madrid.

“Deben reflexionar aquellos que están pensando hacer operaciones que no les va a permitir ni representar nada, ni ser nada, y que tampoco van a beneficiar al interés general de la región”, espetó el consejero de Economía, quien valoró el apoyo dado hoy por las dos asambleas generales y que definió como el “resultado del esfuerzo a un trabajo de mucho tiempo, que con gran sentido de la responsabilidad se ha venido realizando, durante algo más de un año, y que culmina hoy en esta primera etapa”.

Preguntado sobre si invitaría a Caja Ávila y Segovia a sumarse ahora al proyecto de la nueva caja, Villanueva fue directo y respondió que “por qué no”. “La entidad resultante es buena y solvente, con gran capacidad, saneada y que va a poder competir en el futuro. Pero por qué no, es un grupo importante”, insistió, para explicar que se trata de una de las diez primeras cajas del país. “Todo lo que sea sumarse a ella y ampliarla y participar, les daría un peso muy superior al que tendrán de sumarse a un proyecto como el que algunos están pensando en este momento”

Finalmente, el viceconsejero económico concluyó felicitando a los ejecutivos y administradores de Caja Duero y España por la decisión que ha tomado, que “va a ser positiva para el futuro de esta entidad resultante, y que ahora ya en poco tiempo va a poder constituir una de las grandes cajas de ahorro de España, en una nueva etapa, que marca la historia de este tipo de entidades, para que sean mucho más solventes y dispongan de mayor liquidez para financiar la economía de Castilla y León”.