La Consejería de Educación de la Junta reducirá este año las aportaciones destinadas a construcciones de nuevas infraestructuras educativas debido a la crisis económica. Así lo dijo su titular, Juan José Mateos, en Segovia, donde visitó las nuevas instalaciones del centro rural agrupado ‘Los Almendros’, con sede en La Lastrilla, que cuenta con 270 alumnos de Educación Infantil y Educación Primaria.

“Desgraciadamente este año no vamos a poder hacer esa política que fue muy importante el año pasado”, reconoció el consejero, quien justificó la reducción en las intervenciones porque “la situación económica es muy compleja y no podemos enchufarle al sistema productivo los millones que ya hicimos el año pasado”. En todo caso apuntó que se han mejorado muchas instalaciones y puso como ejemplo la inauguración del nuevo centro segoviano, donde se han invertido 2,5 millones de euros.

El consejero matizó que no por ello se van a olvidar las instalaciones. “Vamos a hacer otras obras a un ritmo distinto, y voy a poner mucho celo en poder contribuir y ayudar en obras más pequeñas”.

Mateos confesó ser consciente de las “dificultades” que tienen los ayuntamientos para afrontar los gastos de estas infraestructuras. Pero ser mostró dispuesto a “ayudar y colaborar” para que a lo largo del verano acometer “un plan ambicioso para mejorar las infraestructuras de nuestros colegios”. “No vamos hacia las grandes construcciones porque ahora no tocan, pero sí vamos a hacer un esfuerzo económico para ayudar a los ayuntamiento para que los colegios estén en la mejor disposición el próximo curso”, resumió.

Respecto a la marcha de las obras del campus de la UVa en Segovia, el consejero anunció que se incluirá una partida económica destinada a la segunda fase en el próximo presupuesto anual, correspondiente al ejercicio 2011 para evitar que haya paradas en la actividad una vez concluyan los trabajos de la primera fase del complejo universitario en la primavera de 2011.