Las organizaciones profesionales agrarias, organizaciones sectoriales y cooperativas de producción representativas del sector lácteo de Castilla y León, se reunieron este lunes en Medina de Rioseco (Valladolid), donde acordaron dejar de entregar leche a las industrias de toda la Comunidad, a partir de la medianoche del jueves 6 de mayo. Con la medida pretenden “abrir una negociación, que ahora no existe, con la parte compradora”.

Desde los diferentes sindicatos agrarios subrayan la “dramática situación” que está atravesando el sector ganadero por la caída de los precios de la leche, por lo cual dirigirán escritos a la industria lechera, a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y a la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Asimismo, el día 6 los ganaderos derramarán miles de litros de leche con sus cubas, en unos actos programados en varias comarcas productoras, a los que están convocados los 2.300 productores de leche de la región.