El Consejo Empresarial de FES, órgano consultivo y asesor de la Federación se ha reunido ayer con el objetivo de abordar la elaboración de una radiografía del tejido empresarial de la provincia.

Para ello, hace un mes la Federación remitió a los miembros del Consejo (más de 40 empresarios destacados de la provincia, representantes de diferentes sectores de actividad y de diferentes ubicaciones geográficas) un cuestionario que planteaba cuestiones básicas sobre inversión y desarrollo.

Con las respuestas recibidas y con el debate sobre las mismas planteado en la reunión, el Consejo elaborará en un documento inicial que servirá de punto de partida para la definitiva radiografía empresarial de la provincia de Segovia.

El encuentro celebrado en la sede de FES, primero tras la constitución de este órgano asesor en el mes de julio, sirvió para extraer un abanico de opiniones y propuestas que han reunido suficiente consenso en el seno del Consejo, y que se incorporarán al documento final tras su revisión por parte de todos los miembros. Entre ellas, las siguientes:


Sectores prioritarios de inversión

Los sectores que mayoritariamente señalan los miembros del Consejo como destinos clave de inversión en el futuro son la industria agroalimentaria y el turismo. Esto no significa que se apueste por el inmovilismo, sino que se considera que no están suficientemente rentabilizadas las potencialidades de la provincia en estos dos sectores. De hecho, muchos de los participantes matizan que la inversión en ambos debe centrarse en innovar y hacer crecer lo existente.

También existen numerosas referencias al sector de servicios asistenciales y a las empresas de nuevas tecnologías, investigación y desarrollo.

En el debate posterior, se introdujo además la necesidad de potenciar la industria, de tan escaso peso en Segovia, por su capacidad para generar actividad económica paralela y auxiliar. Se apuntaron asimismo otros sectores como el forestal y medioambiental, y se citó expresamente el aún escaso aprovechamiento de la biomasa en la provincia. Este aspecto entronca con otra de las demandas planteadas en el Consejo: la conveniencia de que la economía provincial se diversifique.

 

Análisis DAFO (Debilidades-fortalezas-amenazas-oportunidades)

En el cuestionario planteado se preguntaba sobre las debilidades y fortalezas de la economía provincial.

Entre las debilidades, también se destaca un grupo sobre las demás: Falta de mano de obra cualificada, fundamentalmente porque los jóvenes más preparados emigran a otras provincias; escasa vocación emprendedora y una general falta de cultura empresarial; la poca colaboración de las administraciones con las inversiones empresariales, ya no sólo por falta de ayuda, sino por la abundancia de burocracia. Y por último, se subraya un bajo índice de productividad del tejido empresarial provincial, que es escaso, disperso y formado por pymes de mínimo tamaño

Las fortalezas se resumen en una fundamental: la ubicación geográfica en el centro de España y la mejora de las comunicaciones con Madrid y Valladolid. Sin embargo, los participantes apuntan que aún falta mucho por rentabilizar esa posición estratégica.

 

Internacionalización + innovación

En cuanto a la salida a los mercados exteriores, existe una coincidencia casi total en señalar que aún falta mucho camino que recorrer en la formación que habilite a las empresas segovianas a dar el paso de la internacionalización. Y se prioriza la organización de jornadas donde se muestren casos prácticos, reales.

Preguntados por los mercados prioritarios, el abanico es amplísimo, aunque existe una mayoría que apunta a la Unión Europea, Latinoamérica y Norte de África.

En cuanto a innovación, lo más llamativo es que se echa en falta en falta, casi a partes iguales, mayores estímulos externos y cultura innovadora dentro de las empresas. Es decir, si en estos momentos hubiera disponibilidad de recursos económicos suficientes, muchas de las empresas no podrían acceder a ellos por falta de interés y/o de preparación. Este es un camino que parece prioritario para orientar el trabajo de este Consejo Empresarial, incrementar la cultura innovadora del tejido empresarial provincial.

 

 

Emprendiendo

El cuestionario abordaba también las fórmulas más idóneas para impulsar la cultura emprendedora, partiendo de la importancia de hacer crecer el tejido empresarial para generar riqueza, bienestar y empleo. Algunos de los miembros del Consejo apuntan a la creación de una asignatura antes de llegar a los ciclos superiores. Además, consideran que hay que realizar un trabajo general, de empresarios, asociaciones y administraciones, para poner en valor la figura del empresario y quitar la cierta carga negativa que para algunos sectores aún tiene.

En cuanto a la posible participación en programas de tutorización de emprendedores, la mayor parte de los miembros del Consejo ofrecen generosamente su disposición, y este es un apoyo fundamental que se debe canalizar.

 

 

Infraestructuras y desarrollo

Por último, se abordaron las carencias en materia de equipamientos e infraestructuras que lastran el crecimiento económico de la provincia en la actualidad.

Se apuntó en primer lugar la necesidad de que Segovia cuente con un Palacio Ferial y de Congresos, un asunto cuya demanda FES viene liderando desde hace años y que se ha complicado en el actual contexto de crisis económica. Existe una cuota de mercado, el turismo empresarial, que Segovia no puede absorber en las mejores condiciones por carecer de esta infraestructura.

Asimismo, señalan los miembros del Consejo la insuficiente dotación de los espacios y áreas empresariales distribuidos por la provincia, apuntando a que se presenta como imprescindible abordar una modernización de los mismos para ayudar al crecimiento de las empresas allí ubicadas y para hacerlos atractivos para la implantación de nuevas empresas.

En algunos de los documentos se recoge la existencia en la provincia de “zonas oscuras” en cuanto a suministro energético y redes de comunicación, y éste es un tema en el que hay que insistir a las distintas administraciones porque supone una clarísima pérdida de competitividad.

En cuanto a las comunicaciones viarias, asumiendo el salto cualitativo que ha supuesto la conexión por autopista y autovía con Madrid y Valladolid, el punto de mira se dirige al desdoblamiento y cierre de la SG-20 y a la mejora integral de la red provincial de carreteras, de nuevo un lastre para las empresas implantadas en el medio rural. Asimismo, existen reivindicaciones puntuales que FES va a incluir entre sus demandas:

Desdoblamiento de las vías Segovia-Arévalo, Villacastín/Segovia/A1, Cerezo de Abajo-Cuéllar, Olmedo-Valladolid; Unión de la A6 y la A1; Mejora de la comunicación con la estación AVE y comunicación con aeropuerto de Valladolid.

 

Otras propuestas

En el intercambio de ideas que siguió a la exposición inicial de las conclusiones, se extrajeron algunas propuestas que también serán incorporadas a la radiografía empresarial de la provincia:

Necesidad de que se rompa el aislamiento de las empresas segovianas mediante la creación de alianzas y la voluntad de compartir proyectos, tanto a la hora de acudir a los mercados exteriores como de realizar inversiones y crear empresas fuera de España. En este sentido se apuntó a los clusters como una de las fórmulas de alianza que ya han probado su eficacia.

Existe una relación poco fluida entre la empresa y la Universidad que hay que cambiar. Se subrayó la necesidad de impulsar un trabajo mutuo basado en la confianza, siguiendo el exitoso modelo que rige en otros países como Gran Bretaña o Estados Unidos.

Asimismo, se planteó la necesidad de abordar en próximas reuniones del Consejo las razones que explican que aún exista poca inversión empresarial en Segovia que venga de fuera a pesar de la ubicación estratégica de la provincia y su mejora en las comunicaciones