El grupo inversor californiano Oaktree Capital se ha convertido en el accionista mayoritario del grupo vidriero SGD, el principal fabricante mundial de envases de vidrio y dueño de la fábrica SGD La Granja, la única que tiene en España. La sociedad vidriera, líder a nivel internacional en frascos de vidrio de gran calidad para el sector farmacéutico, perfumería y de cosmética, ha anunciado que a través de este convenio verá reforzada su estructura financiera y el pago global de sus deudas. Este acuerdo se ha plasmado en un protocolo aprobado por las instancias legales francesas, informaron hoy fuentes de la sociedad.

En virtud de dicho acuerdo, Oaktree adquiere la participación mayoritaria del capital de SGD, equivalente a un 80 por ciento del total del consorcio, y el 20 por ciento restante queda bajo el control de un grupo de prestamistas. Este acuerdo implica, además, que se reduce un 63 por ciento la deuda bancaria del grupo SGD, hasta los 225 millones de euros. También, permitirá la creación de una línea de crédito disponible y confirmada a siete años por un valor de cien millones de euros; y permite opciones de financiación complementarias por valor de 90 millones de euros.

De esta manera, SGD iniciará de inmediato un plan de inversión de 293 millones de euros en cinco años, destinado a renovar sus equipos industriales y a invertir masivamente en la calidad de todas sus instalaciones, tanto en Francia como en el resto del mundo. Además de la fábrica que tiene en La Granja, con más de 300 empleados, dispone de factorías en Alemania, Estados Unidos, Brasil y China. “Mediante este refuerzo, el grupo SGD pretende confirmar su liderazgo mundial en un sector de gran potencial”, señalaron las mismas fuentes.

El grupo SGD facturó 631 millones de euros en 2008 y cuenta con una docena de fábricas. Sus ingresos proceden de la venta de frascos de perfumería (50 por ciento) y farmacia (31 por ciento), aisladores eléctricos para alta y media tensión (5 por ciento) y otros productos (14 por ciento), entre los que destacan bloques de vidrio para construcción. De sus 6.000 empleados, la mitad operan en el país galo.

La filial española SGD La Granja Vidriería inició el pasado mes de agosto el primero de los tres ERE temporales que preveía acometer hasta final de año para la mitad de sus 400 trabajadores, debido fundamentalmente a la caída del mercado de frascos, pero que se anuló posteriormente por la mejora de otros productos. Además, vio mejorar la demanda productiva por un acuerdo de aisladores eléctricos para Sudáfrica, y la de sus instalaciones con la puesta en marcha de un nuevo horno. SGD La Granja obtuvo unas ventas de 81,7 millones de euros en 2008.