El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, pretende conseguir una mayor estabilidad normativa en materia educativa a través de un pacto entre las diferentes fuerzas políticas y para ello términos escolares para referirse a la marcha del llamado pacto por la educación y ha dicho que «progresa adecuadamente».

Poco antes de participar en unas jornadas en el Real Sitio con representantes del PSOE en materia de educación, Gabilondo ha sido preguntado por los periodistas si veía voluntad de acuerdo en las filas del PP y su respuesta ha sido rotunda: «Sí encuentro voluntad en el PP».

Las jornadas de La Granja las concibe el titular de la cartera de Educación como un encuentro de máximos representantes de educación del PSOE y educadores de Castilla y León, para compartir con ellos el momento que atraviesa el sistema en España y, más concretamente, ante un posible pacto.

Gabilondo cree que hay que pararse a trabajar, diez años después de las transferencias educativas y 31 años después de la Constitución para cuajar un posible pacto por la educación.

En este sentido, el ministro insiste en que «es necesario, la sociedad también lo demanda y vamos a ver si la voluntad política está a la altura de la voluntad de los ciudadanos».