El 4,55 por ciento de los centros educativos de Castilla y León (51 centros, frente a los 42 del curso anterior) registraron en sus aulas a más de 50 alumnos con incidencias relacionadas con la convivencia escolar durante el curso 2009-2010, según explicó hoy el viceconsejero de Educación Escolar, Fernando Sánchez-Pascuala, quien dio a conocer el informe definitivo de la convivencia en los centros educativos en Castilla y León en el X Pleno del Observatorio para este fin.

No obstante, Sáchez-Pascuala, quien dijo que en estos centros es donde se puede hablar de un estado de convivencia “preocupante”, recordó que del total de 659 centros que presentan algún tipo de incidencia, el 54 por ciento (610) son menos de cinco alumnos los que las protagonizan. Así, explicó que en Castilla y León el 58,79 por ciento de los centros tiene alguna incidencia, frente al 41,21 por ciento (462 centros) que no tienen ninguna. Según dijo, “la mayoría de los centros viven una situación normal”.

Por provincias, en Ávila hubo incidencias en 48 centros (53,93 por ciento), frente a 41 donde no existieron (46,07 por ciento); en Burgos se registraron problemas en 103 colegios o institutos (73,57 por ciento) y ninguno en 37 (26,43 por ciento); en León hubo 109 con incidencias (51,9 por ciento) y 101 sin ellas (48,1 por ciento); en Palencia hubo algún tipo de problema en 58 centros (61,7 por ciento) y ninguno en 36 (38,3 por ciento).

Además, en Salamanca hubo algún tipo de incidencia en 92 colegios (54,11 por ciento) y ninguna en 78 (45,89 por ciento); mientras que en Segovia sí hubo en 53 (73,61 por ciento) y no en 19 (26,39 por ciento). En Soria el reparto fue de incidencias en 31 colegios (67,39 por ciento) y ninguna en 15 (32,61 por ciento); en Valladolid hubo algún tipo de problema en 116 centros (58,88 por ciento) y ninguno en otros 81 (41,12 por ciento). Finalmente, en Zamora 50 centros (48,54 por ciento) presentaron incidencias, frente a los 53 que no lo hicieron (51,46 por ciento).

Alumnado reincidente

En todas estas incidencias estuvo implicado el 2,92 por ciento de los alumnos de Castilla y León (3.803), frente a 339.780 (97,08 por ciento del total) que no provocaron ninguna incidencia; 10.235, un 2,92 por ciento, estuvo implicado en alguna; 3.819, el 1,09 por ciento, tuvo un comportamiento reincidente, y 1.772, un 0,5 por ciento, multirreincidente.

En lo que se refiere a la tipología de las incidencias, la mayor parte de ellas (80,85 por ciento) de las 30.847 que se registraron, tuvieron que ver con la disrupción escolar, el 11,13 por ciento se produjo entre el alumnado, y el 2,83 por ciento se dio entre estudiantes y profesores. Respecto al acoso entre iguales hubo en el curso pasado 176 denuncias de casos de bullying, de los cuales 17 fueron confirmados, al tiempo que se dieron cuatro casos de ciberacoso, tres a profesores y uno a alumnos.

Por provincias, se registraron 13 denuncias en Ávila, 40 en Burgos, 26 en León, seis en Palencia, 17 en Salamanca, 13 en Segovia, ninguno en Soria, 37 en Valladolid y 14 en Zamora.

En el curso pasado se abrieron 1.090 expedientes disciplinarios a alumnos, de los cuales en 1.068 casos se tuvo que llegar a un acuerdo de reeducación con la familia. Del total de expedientes, 64 se abrieron en Ávila, 104 en Burgos, 173 en León, 70 en Palencia, 140 en Salamanca, 149 en Segovia, 51 en Soria, 252 en Valladolid y 87 en Zamora.

Además, el viceconsejero de Educación Escolar valoró la labor realizada por parte de los 495 alumnos mediadores de conflictos en sus centros. Los centros que no abrieron expedientes, acometieron 1.068 procesos de acuerdo reeducativo y 1.055 de mediación. Asimismo, los procesos de acuerdo y de mediación representaron el 12,98 por ciento del total de las actuaciones de corrección.

Asimismo, 23 centros de Castilla y León abrieron durante el curso pasado más de 23 expedientes. Precisamente, en este sentido, indicó que próximamente la Consejería firmará unos acuerdos con dos centros ubicados en zonas socio-económicas con dificultad para promover un programa piloto que dotará de mayores recursos a estos centros de difícil desempeño docente.

Finalmente, concretó que en el curso de análisis se desarrollaron 4.396 reuniones sobre estos temas en los colegios, y 5.867 actividades de convivencia, con 1.586 proyectos de trabajo global.

Resaltó además que los coordinadores de convivencia coordinaron directamente tres de cada diez actividades que se desarrollaron, el alumnado participó en ocho de cada diez de las mismas y coordinó una. Además, el profesorado participó en seis de cada diez actividades, y las familias en dos de cada diez, y coordinó una de cada decena.

 

Premios

Además, el viceconsejero de Educación Escolar recordó que desde la Consejería se quiere premiar a los alumnos y centros que trabajan por la convivencia. Así, anunció que además de los centros reconocidos por el Ministerio IES María Moliner de Segovia y el Corazón de María de Zamora, la Junta ha decidido otorgar el premio en grupos de alumnos al IES Río Duero de Zamora, al IES Isabel de Castilla (Ávila) y el equipo del IES Montes Obarenes de Miranda de Ebro (Burgos).

Mientras, se reconocerá con los premios buenas prácticas de la Consejería en Infantil y Primaria a los centros Pablo Picasso (Valladolid), Los Adiles de Villaobispo de las Regueras (León) y San Isidro de Benavente (Zamora). En la modalidad de Secundaria fueron premiados los IES Claudio Sánchez Albornoz (León), San Leonardo de San Leonardo de Yagüe (Soria) y Alejandría (Valladolid). En centros concertados se premió a el Colegio María Auxiliadora de Béjar (Salamanca), Alcázar de Segovia y Marista Castilla de Palencia.