Castilla y León contabilizó 1.406 operaciones de compra venta de viviendas en junio, lo que supone una merma del 34,1% respecto al mismo mes de 2010, frente a una rebaja en España del 22,9%, hasta 28.612.

Las operaciones de compra venta de vivienda libre en la Comunidad (1.132) descendieron un 39,4%, frente a un aumento de las transacciones sobre protegida (274), del 3,4%. Asimismo, las operaciones sobre vivienda nueva (654), cayeron en Castilla y León un 34 por ciento, y sobre usada (752), un 34,1 por ciento, según los datos difundidos hoy por el INE.

Por provincias, la compraventa de vivienda aumentó sólo en Soria (81), un 14%, y se desplomó en el resto, en Valladolid (319), un 47,3%, en Burgos (199), un 37%, en Salamanca (178), un 35,2 por ciento, en Zamora (81), un 33,6 por ciento, en León (224), un 30,6%, en Segovia (92), un 24,6%, en Ávila (144), un 23,4%, y en Palencia (88), un 20,7%.

Las transmisiones totales (compra venta, donaciones, permuta, herencia y otros) de viviendas en Castilla y León durante el pasado mes de junio cayeron el 17,13%, hasta situarse en las 3.294 inscritas en los registros de la propiedad, frente a las 3.975 de hace un año. El INE constata que en el conjunto nacional se registraron 59.012 transmisiones totales de viviendas, que suponen un descenso del 12,7%.

Por provincias, las transmisiones de viviendas se redujo en todas excepto en Segovia, donde aumentó el 3,13 por ciento, hasta las 264. Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Valladolid y Burgos y Salamanca, con caídas del 27,18 por ciento, el 23,07 y el 21,09%, respectivamente, hasta las 651, 450 y 445 operaciones registradas durante el sexto mes del año. Cabe destacar también la bajada del 19,5% en Ávila, con 293 transmisiones; del 15,16% en León, con 565; del 7,1 en Zamora, con 209; del 1,13% en Soria, con 175, y del 0,81 por ciento en Palencia, con 242.

El número total de fincas (urbanas y rústicas) transmitidas inscritas en los registros de la propiedad en junio fue de 13.274 en la Comunidad, lo que supone también un descenso del 6,98 por ciento respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Del total, el 44,13% correspondió a fincas rústicas y el 55,87 por ciento, a urbanas.