La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha licitado por 502.853 euros la redacción de los proyectos de mejora de las instalaciones actuales de diez estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la cuenca para que los procesos de depuración incluyan el tratamiento terciario, es decir, la eliminación de nitrógeno y fósforo de los vertidos, según publica en su edición el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Además de la de Cantalejo, se trata de las estaciones depuradoras de Medina del Campo, Iscar, Tordesillas y Tudela de Duero (Valladolid), Benavente y Toro (Zamora), Arévalo y Barco de Ávila (Ávila) y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). La inversión prevista para las diez actuaciones, que asumirán el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), superará los 8,5 millones de euros.

La mejora de la EDAR de Medina del Campo (Valladolid), incluida en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas, contará con una inversión prevista de 500.000 euros, al igual que las de Íscar, Tordesillas, Tudela de Duero, Benavente y Arévalo. La intervención en Cantalejo supondrá un desembolso de 600.000 euros y la de Toro 800.000 euros. Superior es el presupuesto para la depuradora de Peñaranda de Bracamonte que absorberá un total de 1,3 millones y el Barco de Ávila, que contará con tres millones.

En todos los casos las actuaciones a acometer serán muy similares e irán encaminadas a conseguir mejorar la calidad actual del vertido de las localidades para ajustarlo a la actual normativa que es más restrictiva al encontrarse en una zona catalogada como sensible. Para ello, se mejorarán las instalaciones actuales y se introducirán las mejoras necesarias para que las diez depuradoras puedan incorporar tecnologías para el tratamiento de los nutrientes (principalmente nitrógeno y fósforo) y para disminuir los procesos de eutrofización que sufren las masas de agua continentales aguas abajo de los grandes vertidos.

Asimismo, se realizarán varias modificaciones, adaptadas a las necesidades reales de cada planta, tanto en la línea de agua como en la línea de fangos. Se prevé actuar tanto en la decantación primaria, secundaria como en los reactores biológicos para conseguir la eliminación de nitrógeno. En lo que respecta a la eliminación de fósforo, se dotará a la planta de un sistema de almacenamiento y dosificación de cloruro férrico.

En el caso particular de la Edar del Barco de Ávila se realizará un estudio de la actual planta y su posibilidad de ampliación que, en caso de no ser posible, dará lugar a la construcción de una nueva estación.

El Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015 contempla además de éstas, otra serie de actuaciones destinadas a cumplir con la normativa comunitaria de vertidos. En total, se prevén unas inversiones en Castilla y León de 1.050 millones de euros, un tercio de esta cantidad, 343 millones, financiado por el MARM y el resto por la Junta de Castilla y León.