La Real Casa de Moneda de Segovia abrirá de nuevo sus puertas el próximo sábado tras la inundación por la crecida del río Eresma durante las abundantes precipitaciones de la pasada semana que multiplicaron por 20 su caudal, según la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos.

Tras acometer las labores oportunas de desalojo del agua de la planta baja del edificio que alberga el espacio museístico y el bar el Ingenio Chico, el consistorio pudo comprobar que los daños principalmente ocasionados se reducen a la limpieza y a la pintura. Según De Santos, los elementos de madera y la maquinaria mojada se secarán y las partes oxidadas de la prensa de volante que estuvieron en contacto con el agua se limpiarán. Sí habrá que esperar hasta el miércoles para poder visitar de nuevo la exposición de ‘100 elementos del Patrimonio Industrial de España’ puesto que se aprovechará el cierre habitual de la ceca el lunes y martes para volver a colocar los numerosos paneles de los que consta la muestra.

En respuesta a las preguntas de los periodistas la edil de Patrimonio Histórico y Turismo negó que se vaya dragar el río explicando que “no tiene sentido” puesto que al contrario que los puertos fluviales, el río es un “elemento vivo y crea su cauce”. Sí manifestó que es posible hablar de limpiezas puntuales en diferentes tramos pero como en cualquier otro río.

No obstante, Claudia de Santos manifestó que dichas complicaciones no “son una situación nueva” mientras recordó las características especiales sobre el tramo del cauce que cambió su curso natural en el siglo XVI para instalar un molino. Entonces. el río que debía pasar por la zona del Ingenio Chico se modificó para más adelante hacerlo también con el objetivo de que no pasase por delante del Monasterio de la Virgen de la Fuencisla.