La Casa de la Moneda de Segovia cumple este domingo tres años desde que comenzaron las obras iniciales de recuperación y lo festejó acuñando nuevas piezas conmemorativas, de la mano de la Asociación de Amigos con que cuenta este emblemático edificio.

De hecho, el colectivo instituyó el denominado ‘Día de la Ceca’, coincidiendo con el inicio, el 14 de febrero del 2007, de los trabajos de rehabilitación del ingenio que mandó construir Felipe II junto al río Eresma.

Por ello organizó unas jornadas de puertas abiertas que se han desarrollado a lo largo del fin de semana. Y permiten que los participantes puedan fabricar su propia moneda a través de nuevos modelos de troqueles. Uno de ellos permite confeccionar a golpe de martillo monedas con el logotipo de Segovia 2016, la candidatura de la ciudad a Capital Europea de la Cultura.

Elaboradas en aluminio, a diferencia de otras ocasiones en las que el material utilizado era el cobre o la plata, en las nuevas monedas aparece el logotipo de la candidatura, y en su reverso la imagen de los cuatro principales monumentos segovianos: el Acueducto, el Alcázar, la Catedral y la Casa de la Moneda.

Además los participantes pudieron conocer una colección de cinco grabados calcográficos iluminados en miniatura de la Galería Numen, con ocasión de celebrarse también este Día de los Enamorados; así como un nuevo grabado histórico conmemorativo realizado para las águedas de Zamarramala de este año. Ambas obras son del artista Miguel Ángel Maroto.

La Ceca segoviana fue construída por el arquitecto Juan de Herrera, por orden de Felipe II, entre 1583 y 1588 con el apoyo de técnicos austriacos y alemanes. Tras pasar por usos como fábrica de harinas o almacén, el febrero de 2007 se iniciaron los trabajos de recuperación merced a un acuerdo entre las administraciones central, autonómica y municipal.