La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia “perdió” la oportunidad de instalar en el centro cultural ubicado en la antigua prisión provincial un archivo sonoro con numerosos discos en formato CD propiedad de Mariskal Romero y cedidos al cantante de Lujuria, Óscar Sancho, para donarlos a alguna ciudad, según aseguró hoy él mismo.

El segoviano, que comparte programa radiofónico con el reconocido periodista y pionero músico del rock español en tiempos de la movida madrileña, explicó hoy que durante el proyecto de rehabilitación de La Cárcel_Segovia Centro de Creación, se iniciaron contactos con el área de Cultura, que posteriormente fueron abandonados. “Lo hemos perdido en esta ciudad”, lamentó para achacar la situación a una disputa del cantante con el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, tras criticar el primero la pérdida de las subvenciones de la asociación Horizonte Cultural por parte del Consistorio.

Lamentando la pérdida de esta “cedeteca”, el concejal de Izquierda Unida, Luis Peñalosa urgió a la edil del área, Clara Luquero, a retomar los contactos para llevar a cabo el proyecto, y aunque reconoció los esfuerzos de la concejala, Peñalosa resaltó la necesidad de “apretar” para avanzar en esta linea y conseguir el archivo para la capital segoviana.

Además de solicitar nuevos locales para los grupos de la capital o de ampliar a otras formaciones el recién estrenado local de ensayo de la Banda Sinfónica ‘Tierra de Segovia’ en la antigua prisión provincial, Peñalosa pidió la búsqueda de una solución a los problemas con los vecinos en la Fábrica de Borra donde se ubicaron algunos de estos locales. No obstante, pidió a dejar de lado las cuestiones personales para “admitir la crítica y no tenerlas como freno”.