La pequeña localidad de la Sierra de Ayllón en la que,desde hace unos años, Joseba Sánchez Zabaleta vive y trabaja es el objeto de la exposición “La vida sostenida”. Después de “Una historia verdadera” llega la segunda edición que se expondrá este sábado 29 en Martin Muñoz de Ayllón.

En la primera edición fijaba su mirada en la periferia de las ciudades, “en objetos y lugares abandonados captados de forma sencilla en formatos pequeños”. El éxito de crítica y público arropó una vez más a este artista joven e inquieto nacido en 1970 en la montaña de Riaño (León), criado en San Sebastián y, ahora, segoviano de adopción. En este caso «La vida sostenida» mantiene el concepto original de su anterior trabajo en torno a las periferias urbanas pero da “un salto cualitativo en los temas y los formatos, mucho más ambiciosos”. Cuadros que, segúnsus propias palabras, ponen de manifiesto un momento importante en su trabajo creativo.

La exposición abrirá sus puertas en lo que será en breve un laboratorio artístico que junto al equipo de arquitectos Maíz y Herrada han impulsado en Martín Muñoz de Ayllón, y que identifican con las siglas MMdA. Se trata de un espacio para genera y desarrollar ideas de formas integral  “y una caja de cristal, acero, hormigón, y piedra, como espacio expositivo, que mira a la montaña» según destaca Joseba Sánchez Zabaleta.

La exposición permitirá mostrar la imaginación, la creatividad sin límites de este joven que convierte en arte cualquier objeto de uso cotidiano, cualquier elemento de la naturaleza como una piedra, un trozo de madera e incluso un alambre. El resultado son originales esculturas, muebles u objetos.

La exposición estará abierta el sábado 29 de octubre entre las 13:30 y las 18 horas.