La construcción de la Ampliación de la EDAR de Segovia, Colectores del Alfoz y Conexión con San Cristóbal de Segovia comenzará a finales del año 2015 con una inversión total de 27.895.000 euros, de los que 22.459.500 euros corresponden a la “Ampliación de la EDAR de Segovia”, siendo financiados en un 70% por el Gobierno de España, a través de la Sociedad Estatal AcuaNorte, con subvenciones de los Fondos Europeos, y en un 30% por el Ayuntamiento de Segovia.

Con la aprobación, el lunes 30 de junio, por pleno del Ayuntamiento de Segovia del texto del convenio específico, a suscribir entre el Ayuntamiento de Segovia y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Sociedad Estatal AcuaNorte, para la construcción y explotación de la actuación “Ampliación de la EDAR de Segovia”, se despeja la última cuestión que impedía su firma y el inicio de la ejecución de la actuación.

Esta actuación está incluida en el “Protocolo general de colaboración suscrito entre el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León, por el que se fija el marco general de colaboración en el ámbito del saneamiento y la depuración: Ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015”, y se enmarca bajo el nombre “Saneamiento de Segovia: Ampliación de la EDAR, Colectores del Alfoz y conexión con San Cristóbal de Segovia”. Para la ampliación de la EDAR, AcuaNorte dispone un anteproyecto redactado en julio de 2010 y para la ejecución de los colectores del Alfoz y de conexión con San Cristóbal de Segovia, se redactarán los correspondientes proyectos y tramitarán y suscribirán los convenios que procedan con las administraciones interesadas.

La “Ampliación de la E.D.A.R. de Segovia” tiene por objeto resolver las deficiencias existentes en el sistema de depuración de la ciudad de Segovia, de los municipios limítrofes de La Lastrilla, actualmente conectado a la EDAR y San Cristóbal de Segovia, cuya conexión está prevista para los próximos años, y de los polígonos industriales de El Cerro y Hontoria, así como asumir el crecimiento de la ciudad, generando un efluente, agua depurada, con una calidad suficiente que permita su posterior aprovechamiento, en su caso, y con una mínima incidencia en el medio receptor final de los mismos, el río Eresma.