LucreciA Joyería Histórica y la Asociación Autismo Segovia se unen en el lanzamiento de una colección de joyería solidaria. Una buena causa a cambio de un bello complemento de historia segoviana.

La asociación Autismo Segovia, recibirá el 10% de los ingresos de esta colección. Con la compra de artículos como medallones, pendientes y llaveros, se consigue fusionar el apoyo a las personas diagnosticadas con TEA (trastornos del espectro del autismo) y la divulgación del patrimonio histórico segoviano.

Se trata de una colección diseñada por Lucrecia Joyería e Historia que recrea un esgrafiado con una clara influencia gótica,  presente en numerosas fachadas segovianas, siendo las más representativas las de la Antigua Sinagoga Mayor de Segovia (S.XIII), reconvertida en Convento del Corpus Christi y que fue el centro religioso de la comunidad hebrea en la época medieval hasta 1410, y la fachada del Colegio de Arquitectos.

El autismo es un trastorno de origen neurobiológico que se suele identificar en los dos primeros años de vida. Forma parte de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA), que son un conjunto de trastornos complejos, que afectan al desarrollo del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, especialmente en los aspectos relacionados con el procesamiento de la información que proviene de los estímulos sociales.

La Asociación Autismo Segovia, da su apoyo a las familias de los niños diagnosticados con este trastorno y trabaja de manera individualizada con cada uno de estos pequeños, mediante la logopedia, la estimulación y la musicoterapia.

Esta iniciativa solidaria cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Segovia, a través de las concejalías de  bienestar social y turismo, para acercar las dificultades que tienen los que padecen esta enfermedad y sus familiares, e intentar mejorar su calidad de vida.