El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, se mostró hoy satisfecho con la decisión del Tribunal Supremo de impedir la presencia de la formación Bildu en las próximas municipales del 22 de mayo.

Bono, que participó en un acto de precampaña en Segovia, dijo que le parecía “satisfactoria” la decisión recogida en la sentencia de la Sala del 61 del Tribunal Supremo que impide la presencia de Bildu en los próximos comicios por considerar probado que la coalición de Eusko Alkartasuna y Alternatiba se ha erigido como un cauce simulado y fraudulento para soslayar la ilegalizacion judicial del brazo político de ETA y así permitir el acceso de Batasuna/ETA a las instituciones representativas.

En palabras de Bono, la sentencia respalda la tesis del Gobierno socialista de que las listas de Bildu representan “una cobertura de ETA”.

Bono aprovechó para criticar la diferente postura de unos y otros representantes del PP respecto a esta cuestión y señaló que por un lado se encuentran las manifestaciones públicas de Dolores de Cospedal y por otro, los asesores jurídicos del partido.

 

Encuestas

Preguntado por las últimas encuestas publicadas sobre la intención de voto para las próximas elecciones, Bono restó importancia a los resultados publicados en el sentido de que el PSOE no ha mejorado su situación tras el anuncio de Rodríguez Zapatero de no volver a presentarse como candidato. Bono aseguró que las encuestas “no es algo que se pueda comprar, es algo que se sirve como en supermercado: se cogen y luego se pagan en caja”. En todo caso, luego matizó que la mayoría de las encuestas son serias y rigurosas.

“No descalifico a todas”, afirmó a la vez que sostuvo que las mejores son “las que no se publican” y en ellas encuadró a las que realizan los propios partidos, pero de las que dijo que no se dan a conocer “porque si son muy favorables, para no desanimar a sus votantes; y si son negativas, para no dar ánimos al contrario”.

Para restar importancia a los resultados se refirió a los datos de las encuestas sobre las seis veces que concurrió a las elecciones autonómicas y que auguraban victoria para el PP. En este sentido bromeó y recordó su conversación con el actual presidente manchego, José María Barreda, sobre que estaba dispuesto a pactar para que el PP ganara en las encuestas y el PSOE en las elecciones.

 

“Un presidente que ha sabido hacer Comunidad”

El secretario general del PSOE de Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta, Óscar López, puso a José Bono como ejemplo de un presidente autonómico “que ha sabido hacer Comunidad”.

López participó con José Bono, presidente del Congreso de los Diputados y expresidente de Castilla-La Mancha, en una reunión con los medios de comunicación y en un recorrido por Segovia y por la provincia, en la también estuvo el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes.

El líder de los socialistas de Castilla y León destacó dos aspectos de su compañero de partido: por un lado su gestión que ha hecho que La Mancha haya visto incrementar su volumen demográfico desde la llegada de Bono a su Presidencia, y la popularidad que se ha ganado tanto dentro de su Comunidad como fuera de ella. En este sentido, López aseguró que Castilla–La Mancha tenía hasta el año 1985 “la misma evolución de población que Castilla y León, pero desde entonces en que llegó Bono a su Presidencia no ha parado de crecer y ganar población, mientras Castilla y León sigue perdiendo habitantes”.

Abundando en la misma teoría, López apuntó que José Bomo es conocido como presidente autonómico “no solo en Castilla-La Mancha, sino fuera; y ha sabido hacer Comunidad y gracia a eso es tan conocido aquí como fuera”.