El expresidente de la Cámara de Comercio de Segovia y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento, Jesús Postigo, recibió hoy la Medalla de Orden de las instituciones camerales, en un acto en el que se valoró su trabajo durante su mandato entre 1997 y 2010.

La condecoración fue decidida por el pleno de la Cámara de Segovia y representa la máxima distinción que otorgan estas instituciones españolas. De acuerdo con el texto del acta, que fue leído por el secretario de la institución, Postigo destacó por su trabajo en la modernización de las Cámaras de Segovia, Castilla y León y el Consejo Superior.

En Segovia y durante su presidencia, la Cámara rehabilitó e inauguró su actual sede en la Casa del Sello de Paños, puso en marcha los viveros de empresa de Palazuelos y Cuéllar, se abrió la Ventanilla Única Empresarial y una delegación en Sepúlveda, al tiempo que desde la Cámara se lideraron proyectos emblemáticos para la provincia como la traída del AVE o Segovia 21.

En un acto en el que estuvieron presentes representantes de numerosas instituciones de Segovia, así como del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), de la corporación municipal, procuradores y parlamentarios nacionales, Postigo recibió la medalla de manos del vicepresidente del Consejo Superior de Cámaras, Antonio Méndez Pozo. Antes resaltó su pasión por la Cámara y su empeño por modernizar el tejido empresarial.

Su sucesor en el cargo y actual presidente segoviano, Carlos Tejedor, resaltó la labor que Postigo al frente de la Cámara de Segovia y dijo que la había dejado “en una gran posición». Además alabó la personalidad de Postigo.

En representación del Ayuntamiento de Segovia acudió el concejal de Empleo, Desarrollo Local y Nuevas Tecnologías, Javier Giráldez, quien se refirió al «trabajo incansable que ha desarrollado Postigo” en la Cámara y no pudo evitar que tienen diferencias ideológicas en cuanto a la gestión municipal, aunque “nos une Segovia, que es lo importante», subrayó.

Visiblemente emocionado, en su discurso agradeció las palabras y halagos recibidos. También tuvo palabras de agradecimiento a su apoyo y a sus compañeros en la Cámara. Dijo que dedicó parte de su tiempo personal y familiar a las cámaras “por todo lo que el mundo de la empresa necesitaba”. También se refirió a la lealtad de sus compañeros y pidió al Consejo de Cámaras que hagan suya la medalla, a la vez que se mostró orgulloso de haber aprendido mucho en este tiempo.

Además repasó algunas de las mejoras de que se ha dotado a Segovia en este tiempo, especialmente infraestructuras de comunicación, ferroviarias, viveros de empresas; y dijo que su trabajo respondía a su “pasión por Segovia”.