Las actrices Lola Baldrich (Médico de Familia) y Virginia Rodríguez (Compañeros) y el actor Nacho López (Al salir de clase) han lamentado en Segovia que la cultura se haya convertido en un “artículo de lujo” tras la subida del IVA que entró en vigor el pasado sábado. López insistió en la necesidad de “resistir e intentar que las familias vayan al cine y al teatro” aunque manifestó que tras el incremento de 13 puntos de los productos culturales que tributaban hasta ahora con tipo reducido, “va a ser complicado”.

Los intérpretes, que acompañados por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y la concejala de Cultura, Clara Luquero, presentaron la nueva edición de Microteatro en La Cárcel de Segovia Centro de Creación, coincidieron en señalar que su trabajo se centrará en buscar nuevas fórmulas, tales como las funciones presentadas, para asegurar la supervivencia de la industria cultural porque “quien daña esta industria, daña al país”, señaló Baldrich.

En este sentido, la actriz conocida por trabajos como la serie Médico de Familia, esperó que “no sea una venganza porque sería otra pérdida de credibilidad de la clase política, bastante dañada ya en este país”. En la misma dirección, Virginia Rodríguez concluyó señalando que “esto nos impulsa a seguir creando”.

 

La Junta pedirá al Gobierno que reconsidera la subida

Por su parte, la consejera de Cultura, Alicia García, ha afirmado en Burgos que le pedirá mañana al ministro de Cultura, José Ignacio Wert, que reconsidere la aplicación del IVA en el sector cultural “en el momento que se tengan datos de la bajada del consumo”.

García realizó estas declaraciones durante una visita a las obras de la Catedral de Burgos, en las que señaló que tendrá la oportunidad de reunirse mañana en Salamanca con el titular de Cultura. “Solicité al ministro que se reconsiderara esa subida porque me parece excesiva y le pediré que en cuanto se vea que los resultados son negativos se tomen medidas», explicó.