El polémico edificio de San Marcos será el único asunto que el grupo de Izquierda Unida Segovia llevará ante el próximo pleno municipal. Su portavoz, Luis Peñalosa solicitará recabar la opinión de la UNESCO en relación la edificación autorizada y su efecto sobre el conjunto declarado como Patrimonio Mundial.

Además, el grupo político instará a la Junta de Castilla y León a reconsiderar el acuerdo de la Comisión de Territorial de Patrimonio Cultural autorizando, “desde el punto de vista del respeto a nuestro patrimonio”, el edificio de la calle de San Marcos nº 25 de Segovia. Peñalosa advirtió en la necesidad de impedir el aumento de volumen y de altura autorizados por el Plan Especial de San Lorenzo y San Marcos, cuya aprobación, señaló, también debería revisarse.

Para finalizar, IU prone promover contactos con la propiedad del edificio en construcción a fin de llegar a un acuerdo económico que compense las restricciones urbanísticas “que sería deseable y necesario aplicar para recuperar los valores paisajísticos alterados por la edificación”.