Las actuaciones en conjunto con las formaciones políticas de Ávila y Castilla y León, para eliminar el peaje en la A-6, AP-61 y AP-51 haciendo que se ejecute una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declaraba ilegal el peaje, según señalan desde la formación política.

De acuerdo con los datos ofrecidos por IU, tras conceder a Iberpistas en 1999 la construcción y explotación de dos tramos de peaje en la A-6 con Ávila y Segovia, se previeron la ejecución de una serie de obras que no fueron incluidas en el pliego del concurso como un tercer carril entre Villalba (Madrid) y el tramo de la zona del Valle de los Caídos, otro tercer carril y un túnel entre ésta última zona y San Rafael (Segovia) y un cuarto carril entre Madrid y Villalba. “Obras complementarias por cuya compensación se ampliaba la concesión a Iberpistas sobre la A-6 entre 32 y 35 años a partir de 2018”, manifestaron desde IU.

A través de un comunicado recogido por la agencia Ical, IU Segovia aseguró que en 2010 se dejó claro que la adjudicación a la empresa Iberpistas incumplió la Directiva 93/37 sobre contratación pública que reseñaba que “procede concluir que las obras complementarias se adjudicaron a Iberpistas a pesar de que no estaban comprendidas en el objeto de la concesión de que se trata”, por lo que invalida, según IU, las referidas obras al objeto de ampliar la concesión de la gestión de la A-6, “que revertiría al Estado a partir del 30 de enero de 2018”.

Mientras recordó las negociaciones del PP para rebajar el peaje, IU aseguró que “lo que necesita Segovia y Ávila no son negociaciones sino cumplir la sentencia europea para revertir el peaje en 2018”, por lo que instó al PP a ejecutar la sentencia europea y acabar con la “muralla” para la ciudad y la provincia.