El coordinador regional de Izquierda Unida, José María González, ha anunciado una serie de iniciativas políticas para exigir al Gobierno que acate la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2010 que declaró ilegal la adjudicación a Iberpistas de la construcción, conservación y explotación de las conexiones de la autopista AP-6 con Segovia (AP-61) y Ávila (AP-51), así como la prórroga de la concesión de la explotación de la AP-6 de 2018 hasta 2050.

González, que calificó los peajes de “auténticas fronteras económica”, aseguró que frenan el desarrollo económico de toda la Comunidad, pero en especial el de las provincias de Ávila y Segovia, al supone un gasto que acaba encareciendo los productos fabricados en Castilla y León que deben llegar a Madrid.

En este sentido, indicó que un trayecto ida y vuelta entre Segovia y Madrid supone para un camión 40,40 euros, mientras que el mismo viaje entre Ávila y Madrid cuesta 51,50 euros. Además, explicó que un trabajador de estas dos capitales que tenga que desplazarse a diario a Madrid, tiene un gasto medio mensual que supera los 500 euros, “algo insostenible teniendo en cuenta la depreciación de los salarios y algo que obliga a muchos castellanos y leoneses a tener que abandonar la Comunidad”.

El coordinador de IU anunció que el próximo mes de septiembre intentará lograr en las Cortes regionales el compromiso de la Junta. “Pretendemos que deje de ponerse del lado del Gobierno y luche por los intereses de la región”, afirmó. A la vez, también adelantó que sus representantes en el Congreso de los Diputados preguntarán al Gobierno las medidas que está adoptando para cumplir la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y que “por el momento se desconocen”. 

Por su parte, tanto Alberto Novoa, coordinador de IU en la provincia de Ávila, como su homólogo en Segovia, José Ángel Frías, denunciaron que estos peajes están “estrangulando” las economías provinciales. “Todos los beneficios que nos vendieron hace 13 años se han quedado en nada. Ya es hora que la Junta defienda los intereses de los castellanos y leoneses”, afirmó Novoa.

Mientras tanto, Frías criticó que las promesas realizadas por el PP para mejorar la N-603 han caído en el olvido y calificó de “nefasta” la política de infraestructuras del Gobierno en la provincia de Segovia, “ya que hasta en el AVE nos ha colocado un aparcamiento de pago”.