Este viernes 13 de mayo, a las 16,30 horas, todos los amantes de la programación informática tienen una cita en la tercera edición del Coding Dojo Segovia, organizada por el Colegio de Ingenieros Informáticos de Castilla y León con la colaboración de la Escuela Universitaria de Informática de la Universidad de Valladolid, en el Campus de Segovia, y el grupo Agilecyl.

Este tercer encuentro del Coding Dojo, que reúne a profesionales de Informática, profesores y estudiantes universitarios, es una muestra de las nuevas técnicas y metodologías de desarrollo de software usadas en las más prestigiosas empresas del sector.

Partiendo de la iniciativa llamada “12 meses, 12 katas«, que promueve el aprendizaje y la difusión de nuevas técnicas de software, se contará con la presencia de Charlie Poole, desarrollador del framework Unit usado en la .net de Microsoft. Poole resolverá la kata de mayo, planteada por dos de los mejores desarrolladores de España, J.Manuel Beas y Xavi Gost. y los asistentes podrán comprobar cómo enfrentarse a un problema similar a los que se dan en las empresas.

Un Coding Dojo es una reunión donde un grupo de programadores se reúnen para trabajar en un desafío de programación, lo hacen para divertirse y practicar con objeto de mejorar sus habilidades de programación.

Se centra en programar delante de otros, generalmente empezando desde cero y en un espacio corto de tiempo. Se considera completado cuando el ejercicio está terminado y éste puede repetirlo a la audiencia en sus casas.

La idea es hacer unas reuniones períodicas para practicar resolviendo problemas y retos  de programación, compartiendo ideas, conocimientos, dudas, en un ambiente colaborativo, no competitivo.

La metodología será usar las llamadas «tecnologías ágiles» (scrum, programación extrema, etc).

Para saber más sobre lo que es la actividad de un «coding dojo» podéis consultar estas páginas:

* http://agilecyl.org/2011/02/22/coding-dojo-en-segovia/

* http://www.12meses12katas.com/

* http://www.codingdojo.org/

No es necesario tener conocimientos de programación, pero el que lo desee podrá practicar in situ llevando su portátil. Esta actividad constituye un plus de formación para estudiantes de Ingeniería Informática, puesto que han de utilizar habilidades que no ven en las aulas en la Universidad.