Natividad Horcajo Matesanz presenta ‘La Reja’, un lugar destinado al arte y a la cultura, y lo inaugura con una exposición de acuarelas realizada por su marido, Rodrigo Rial Lago (Vigo, 22 de julio de 1931- Madrid, 12 de noviembre de 2002), titulada ‘Homenaje a mi marido’. El acto inaugural tendrá lugar el próximo sábado, 4 de junio a las 20:00 en la casa familiar, situada en Fernández Labreda, 17. La muestra permanecerá desde el 4 de junio hasta el 17 de junio.

La trayectoria vital de Rodrigo Rial estuvo unida a Segovia desde 1956. Así lo reflejó en su pintura desde entonces. «Rodrigo no vivía del arte, sino con el arte». Su iniciación pictórica fue precoz, según sus palabras: “a los 5 años le enviaba cartas a mi hermano Victoriano, que estaba en el frente, y le dibujaba gallinas y perros”. Fue perfeccionando su técnica en pintura y dibujo de modo autodidacta. De adolescente enseñaba sus obras a los artistas que se reunían en el Círculo Mercantil de Vigo y en el Café Derby. Conoció fugazmente a José Otero Abelendo “Laxeiro”, y de un modo más profundo al escultor Camilo Nogueira, forjando con este último una gran amistad. Poca gente sabe que muchos de los motivos escultóricos de Nogueira están realizados sobre dibujos que encargó a Rodrigo Rial.

Fue la acuarela, un descubrimiento relativamente tardío, la técnica que más satisfacciones le dio. Los motivos son muy variados, paisajes urbanos y rurales, bodegones, flores, marinas… La técnica evolucionó desde efectos diáfanos similares a los paisajistas ingleses del siglo XIX, hasta trazos de pintura preciosista, como ocurre en sus ‘puertas’. Para esta ocasión se ha seleccionado parte de sus temas urbanos de Segovia, figura, bodegones y flores.