La Real Casa de Moneda de Segovia rinde un homenaje póstumo al artista José María García Moro a través de la exposición ‘Moro escultor’ que se podrá visitar entre el 2 de agosto y el 29 de septiembre. La muestra hace un recorrido de la trayectoria creativa del artista, centrándose en los hitos más significativos de su obra. El recorrido no es sólo cronológico, puesto que la búsqueda del arte en Moro se expresaba en conceptos, «ideas» y no en tiempos. Conceptos que se relacionan y exploran en diferentes lenguajes.

En las salas interiores del edificio podrán visitarte un conjunto de ‘Esculturas en hierro’ realizadas entre los años 1964 y 1969, que se la organización define como «formas compuestas por elementos expresivos de hierro. Puntas de armar sujetas por una costra de soldadura”. Seguidamente se recrea una parte de la invasión denominada «la habitación vegetal» que Moro realizó en «La Casa del Siglo XV» en 1977. «La naturaleza presentada como arte», lo vegetal elevado por elección del artista a la categoría de arte. 

El último espacio expositivo muestra una instalación denominada ‘Ambiente’ y fue creada en 1971. Una estructura transparente en la que se inserta de forma limpia elementos primarios, simples, seriados y organizados de manera geométrica. Cilindros coloreados que sustituyen dispersándose por el espacio a la puntas de armar de 1964. 

Ya en el exterior, los patios recrean la obra más intensa y arriesgada que Moro realizó desde 1985 en muchas ciudades patrimoniales de la geografía española y europea. El montaje, en este caso, es estático frente a la propuesta dinámica y participativa que el artista realizó en la mayoría de sus intervenciones. Aún así persiste en la memoria de todos el carácter participativo, provocador y efímero de su obra: «construido-destruido-reconstruido».