La actividad de educación ambiental “Hogares Verdes”, del Programa de Sensibilización y Concienciación Ambiental “El Arca Verde” del Ayuntamiento de Segovia, desarrollaba en el Colegio Público Eresma una jornada especial para acercar a padres y profesores esta actividad dentro de la Semana Cultural del Centro dedicada al medio ambiente bajo el nombre “El Eresma se viste de Verde”.

La concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, se sumaba a esta actividad y participaba en el taller en el que tras una parte teórica en la que se abordaban aspectos sobre el cambio climático o el efecto invernadero llegaba la parte práctica en la que se desarrollaban experimentos sencillos, pero muy útiles para conocer que el CO2 es un gas invisible, pero que existe, y que la concentración de contaminación ocasiona un incremento de temperaturas.

“Hogares Verdes” es un programa educativo dirigido a los segovianos preocupados por el impacto ambiental y social que tienen sus decisiones y hábitos cotidianos. El objetivo es que las familias introduzcan sencillos hábitos y nuevas costumbres en su vida cotidiana que contribuyan a proteger el medio ambiente, a la vez que suponen un ahorro para la economía familiar.

En definitiva, se trata de fomentar comportamientos responsables en las viviendas e incidir directamente en aspectos clave como la lucha contra el cambio climático, la generación de residuos o el buen uso del agua. Según el Plan Nacional de Emisiones, el 60% de las emisiones contaminantes están asociadas a las tareas cotidianas, de ahí la importancia de acercar a las familias nuevos hábitos de comportamiento.

Esta es la función de “Hogares Verdes”, una iniciativa dirigida a las familias preocupadas por el impacto ambiental que permite aprender de manera práctica cómo gestionar los residuos, la eficiencia energética o el uso del agua.

Cuando hay voluntad y se proporciona la información y el apoyo necesario para poner en práctica medidas sencillas de ahorro en las viviendas los resultados son inmediatos. Instalar sistema de ahorro en las cisternas, bajar algo la calefacción, caminar más que usar el coche, o instalar bombillas de bajo consumo son actuaciones sencillas que implican poco esfuerzo a las familias, pero que permiten cumplir con los objetivos fijados.

Junto a esta actividad, en la Semana Cultural del Colegio Eresma el programa de Educación Medio Ambiental el “Arca Verde”, del Ayuntamiento de Segovia, ha organizado desde la visita a los Huertos Urbanos, hasta la narración del Cuento de Reci para que los pequeños descubran como los residuos de casa son más de lo que parece.