El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, prometió hoy prioridad por parte de su Gobierno en el acceso de las nuevas tecnologías a la población del medio rural, para que la banda ancha este en “todos los rincones” de la Comunidad, y para colectivos en riesgo de exclusión social como los mayores y las personas con discapacidad, a través del Plan de Banda Ancha 2010-2011, en el que trabajan junto a Telefónica.

Herrera, durante la clausura de la presentación del informe ‘La sociedad de la Información en España 2010’, en el que se certifica que Castilla y León avanza en la “buena dirección”, señaló la dirección en la que trabaja su Gobierno sobre las nuevas tecnologías, sector que presentó como el “motor de desarrollo económico, social y de futuro” así como de creación de “riqueza, empleo y de felicidad”.

En esta línea, planteó como prioridad que Castilla y León mejore en el ránking nacional de gasto tecnológico. “Castilla y León tiene que luchar por colocarse a la cabeza de ese gasto”, afirmó, para recordar que los presupuestos de la Comunidad mantienen también en este ejercicio, pese al descenso global del gasto, 320 millones de euros para I+D+i. Herrera recalcó la importancia de la formación y de la educación en este ámbito y enumeró el despliegue de la red 21 con 825 aulas digitales y 20.000 alumnos de quinto y sexto con mini portátiles en una primera fase que seguirá con igual número en una segunda.

El tercer elemento prioritario para la Junta es la implantación de las infraestructuras de comunicación, donde Herrera se refirió al Plan de Banda Ancha 2010-2013, cuyo objetivo es la cobertura total en su acceso, al que en este momento no puede acceder un tres por ciento de la población. Para afrontar estos tiempos de crisis, el presidente de la Junta estimó fundamental la inversión en nuevas tecnologías, dado que este sector mueve a otros, y subrayó su implementación como motor de desarrollo económico y social y para crear riqueza y empleo y también “felicidad”.

Del informe presentado por Telefónica, compañía que definió como “socio privilegiado” de la Junta, manifestó que “toman buena nota” para futuras fórmulas de colaboración tanto en el centro de Boecillo como en el de San Andrés del Rabanedo (León). En esa colaboración preferente con la empresa, recordó que es adjudicataria del concurso que sacó la Junta para la provisión de servicios móviles y modernos en la Administración regional y también en el plan de banda ancha a empresas y ciudadanos. El elevado número de municipios y las empresas exigen que se desarrolle el acceso a la banda ancha, subrayó el presidente, quien añadió que en dos años se puede cumplir ese objetivo.

Herrera repasó con el presidente de Telefónica, César Alierta, la “foto fija” de implantación de las nuevas tecnologías en Castilla y León y destacó, entre los datos, que los niños entre 10-15 sean los más avanzados en el uso tecnológico, que sea líder en la franja entre los de 16-24 años o que sea también líder en la expedición del DNI electrónico, así como que el 99,2 por ciento de las empresas tengan ordenadores y el 97,4 conexión a internet.

El presidente de la Junta resaltó el avance en la implantación de la administración electrónica, uno de los objetivos de esta legislatura con la creación de la Consejería de Administración Autonómica. El avance en una administración electrónica es “más necesario” en una Comunidad “extensa y dispersa” para romper “fronteras, distancias y ciertas dificultades orográficas”, subrayó Herrera, para quien el objetivo último de esas políticas es garantizar la igualdad de todos los ciudadanos, con independencia de donde residan, ante la administración.