Aunque no cumple todas sus expectativas y por tanto seguirá trabajando para conseguir mejoras progresivas, la Asociación Intersectorial de Autónomos de Segovia (CEAT-Segovia), el colectivo de autónomos con mayor masa social de la provincia con representación de todos los sectores productivos y de servicios, valora positivamente la aprobación del anteproyecto de Ley que regula la prestación por cese de actividad de los empresarios autónomos y que articula una fórmula general de voluntariedad, limitando la obligatoriedad para supuestos tasados.

Dado el carácter voluntario con el que, de manera general se configura este anteproyecto, CEAT-Segovia considera que por las necesidades, características y circunstancias del autónomo es coherente y eficaz instrumentar la herramienta para gestionar esta prestación mediante el modelo de previsión social complementaria y sus instrumentos de gestión específicos.

La Asociación presidida por Antonio Yagüe e integrada en FES reconoce y valora como coherente que al estar asociada la prestación por cese de actividad con la cobertura de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, sean las Mutuas las que lleven a cabo esa gestión.

Igualmente ve con satisfacción la inclusión de los autónomos por cuenta propia agrarios (SETA), integrados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en la posibilidad de acogerse voluntariamente a la prestación por cese de actividad, más teniendo en cuenta la problemática que acecha a este sector.

 

¿Y los trabajadores agrarios?

Según datos aportados por FEACYL, la Federación de Autónomos de Castilla y León integrada en CECALE, en Castilla y León en lo que va de año ha bajado en 1.028 el número de inscritos al SETA; una tendencia a la baja que se produce desde hace años, según un estudio publicado recientemente por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, y que desde CEAT y FEACYL se ve con preocupación en tanto este sector es fundamental para fijar población en el medio rural y garantizar la supervivencia socioeconómica de las comarcas regionales.

Por provincias ha sido León la que más autónomos agrarios ha perdido en lo que va de año (332), seguida de Burgos (16), Zamora (157), Salamanca (124) Ávila (65), Segovia (58), Palencia (52), Soria (48) y Valladolid (22).