La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, advirtió hoy de que si cambia el partido político que gobierna se producirá un retroceso en el mundo cultural, y puso como ejemplo el caso de algunas comunidades autónomas. “Ya lo estamos viendo en las comunidades donde gobierna el PP, como Extremadura, Castilla-La Mancha o Asturias, donde el gobierno de Álvarez Cascos ha querido cargarse el Centro Niemeyer”.

En este sentido, González Sinde señaló que en el plano cultural, los españoles “nos vamos a jugar mucho en los próximos años”. A su juicio, Europa ha perdido competitividad en sectores económicos en los que antes era líder históricamente. Pero recordó que el patrimonio, el conocimiento y la cultura “no se pueden deslocalizar”, lo que puede ser una oportunidad económica para el viejo continente. Abundando en esta teoría aseguró: “La imagen de Europa y la apuesta por la cultura no debe desdeñarse, pues es un sector que maneja una cifras importantes económicas y de empleo”.

En el caso de España, dijo que el sector editorial es “muy pujante y tiene una gran presencia internacional, con una importante presencia en cuanto a exportaciones”. También se refirió al valor que supone el idioma: “Tenemos una lengua hablada por millones de personas, tenemos talento en la moda y en el textil (…) y espero que el nuevo gobierno que salga de las urnas trate con la deferencia y el interés que merece la cultura, porque es un sector que tiene que ver con la innovación y con el futuro más que con el pasado”.

En un acto celebrado en el hotel San Antonio el Real, donde se reunió con representantes del mundo de la Cultura de Segovia, antes de participar en la Muestra de Cine Europeo (Muces), González Sinde presentó sus ideas sobre la cultura a la que defendió y rechazó que sea algo “accesorio u ornamental”. Pero señaló que la cultura “nos hace pensar por nosotros mismos y no ser manipulados”.

Además defendió el que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero haya priorizado en materia cultural sobre otros ámbitos. “Uno no lee para entretenerse, sino para formar una idea de conseguir un mundo mejor y poder afrontar una crisis como la que tenemos ahora; y por eso hemos priorizado en esta legislatura la cultura sobre cualquier otra consideración, tanto en su construcción como en la dotación de libros e infraestructuras”.

 

Despedida de la política

Por último, González Sinde aprovechó para despedirse de la política en un acto que supone el final de la campaña electoral en Segovia por parte del PSOE, que ha traído estos días a varios ministros del gabinete de Zapatero. 

Con un sentimiento de cierta nostalgia, la ministra tuvo palabras también de valoración de la ciudad de Segovia y de su actividad cultural. “Hoy es el día de cierre de campaña y un día muy especial para mí porque abandonaré la política al final de este ciclo”, anunció.

Aseguró que elegir Segovia como lugar de despedida “como ministra es importante”. Alabó el patrimonio histórico de la ciudad del Acueducto y dijo conocer bien las actividades que desarrolla a lo largo del año y a las que ha tenido ocasión de asistir. “He sido invitada como cineasta, como presidenta de la Academia de Cine y como ministra; y Segovia tiene una oferta innovadora, progresista y abierta a públicos de todas las edades”, agregó. “Segovia es un buen ejemplo de cómo se puede incorporar patrimonio nuevo y generar un espíritu crítico a los ciudadanos, apostando por la cultura como un sector estratégico en el marco del nuevo modelo de economía”, sostuvo.