La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado  una de las redes venta de cocaína más importantes de la provincia. La operación «Bécquer», en la que el Equipo de Delicuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia venía trabajando desde mayo pasado, se ha saldado con la detención de dos hombres, que presuntamente formaban parte de una organización de distribución de droga en la ciudad de Segovia y los municipios limítrofes.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, tras felicitar el trabajo de la Guardia Civil, «que con tesón y esfuerzo alcanza logros tan importantes como el resultado de esta operación», aseguró que «no cesaremos en la lucha contra la droga en la provincia».

Los detenidos son A.B.Y., de 44 años y vecino de Segovia, y L.N.RG., de 54 años y vecino de La Lastrilla, ambos de nacionalidad española. El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia tenía fundadas sospechas de que A.B.Y. podía dedicarse a la venta de cocaína, por lo que inició un estrecho seguimiento de su actividad. Las primeras investigaciones permitieron averiguar que se abastecía de una persona que residía en La Lastrilla. Con esto, la Guardia Civil puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia, quién tomó el mando de la operación.

En la operación «Bécquer» los agentes tuvieron que realizar intensas vigilancias y seguimientos , dado que los presuntos integrantes de la red tomaban importantes medidas de seguridad, como cambios frecuentes en el lugar dónde guardaban la droga.

Con la autorización judicial pertinente, los agentes realizaron un registro en la vivienda de uno de los detenidos, dónde se incautaron unos 3.500 gramos de cocaína, 4.500 gramos de sustancia de corte, 345.000 euros en metálico y cuatro básculas de precisión, e intervinieron dos turismos que utilizaban para el transporte de la droga.

La droga hubiese podido dividirse en unas 8.000 dosis y alcanzado un valor de unos 480.000 euros.

La Guardia Civil continúa con las investigaciones y no se descartan más detenciones.