El Ayuntamiento de Fuentepelayo ha solicitado a la Junta de Castilla y León la instalación de bandas reductoras de velocidad en la carretera autonómica SG-222. Esta solicitud se ha realizado tras la presentación de alrededor de 200 firmas en las oficinas del Consistorio pidiendo tres badenes en esta vía, uno en la salida de Navalmanzano, otro próximo a la carretera de Zarzuela y un último frente al antiguo centro médico.

El Consistorio se adhiere por tanto a esta petición de los vecinos que tiene como objetivo disminuir el peligro existente que, para las personas, supone el frecuente exceso de velocidad del tráfico usuario de dicha vía.