El fotógrafo y documentalista segoviano Alfredo Moreno expondrá hasta el próximo 17 de julio la muestra “Pablo en Buitrago” en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Buitrago de Lozoya (Madrid). Un conjunto de 40 “refotografías”, como señala la Asociación de Fotógrafos Segovianos (AFS) que muestran la evolución a través de los años de la localidad madrileña en la época de la Guerra Civil, así como de la actualidad, y de la figura de Pablo de la Torriente Brau.

Las obras, que viajan desde La Habana (Cuba) “son fotografías antiguas que se han fotografiado de nuevo en los mismos lugares donde fueron tomadas por primera vez, pero haciendo visible ésta vez, la nueva realidad”, explica la AFS.

El protagonista de la exposición, Pablo de la Torriente Brau, llegó a España, en octubre de 1936 para reportar los acontecimientos de la Guerra Civil española. Una fotografía del escritor junto a un miliciano y una miliciana, son el origen de este trabajo de fotografía documental “que más que imaginar, hace revivir la época y gentes del Buitrago de Lozoya en los años 30”. Un pueblo español con “aire poético” que tanto impresionó al escritor y periodista.

Gracias a la “refotografía”, explican a través de un comunicado, el pasado y presente se funden en una misma imagen. Una forma de volver a vivir un instante, un ejercicio de rescate de la memoria y en esta ocasión, de nexo entre dos países, España y Cuba. Más de 100 años unidos mediante “refotografías” que hacer recordar el pasado reciente de nuestro país, a través de sus puentes, edificios, caminos y los más importantes protagonistas, sus habitantes. En definitiva, una exposición contra el olvido, un alegato por la memoria histórica.

El proyecto, tiene su origen en la coincidencia de dos personas, la del fotógrafo Alfredo Moreno y la de Víctor Casaus, director del Centro Pablo de la Torriente Brau en La Habana. Al acto de inauguración el pasado 30 de junio acudieron la editora cubana Vivian Núñez y el escritor y periodista cubano Amado del Pino, autor de la obra teatral “Reino Dividido” basada en las vidas de Pablo de la Torriente y Miguel Hernández, unidos por un carácter combativo y un rápido final.

Si recordar es volver a vivir, “refotografiar” es hacerlo de manera más perdurable, explicó Núñez.