La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dado luz verde al expediente de información pública y ha aprobado de forma definitiva el estudio informativo de dos nuevas variantes de población. Se trata de las de Salas de los Infantes, Burgos, y Turégano, Segovia, según recoge las dos órdenes que publica en su edición de hoy el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

La variante de Salas de los Infantes afectará a la CL-117. Según las determinaciones que recoge el Plan Sectorial de Carreteras (2008-2020), su longitud total será de cuatro kilómetros y supondrá un desembolso de ocho millones. Además, la que Fomento proyecta en Turégano, en la CL-603, favorecerá las comunicaciones con Aranda de Duero (N-1) y la CL-601.

En ese sentido, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene muy avanzados los estudios informativos de 33 variantes de población y ha encargado y se están redactando otros 35. Es decir, el departamento de Antonio Silván ha iniciado en algo más dos años y medio el proceso de ejecución de 68 de las 118 circunvalaciones a localidades de Castilla y León previstas en el Plan Sectorial de Carreteras (2008-2020). Además, dispondrá en uno y dos años de los estudios informativos de todas las autovías autonómicas, accesos a ciudades y desdoblamientos proyectados.

El Ejecutivo autonómico ha iniciado en los primeros años de ejecución del Plan de Carreteras los estudios informativos de la mitad de las variantes previstas. De esta forma, Fomento cuenta ya con los estudios informativos de 23 viales, que cuando se ejecuten requerirán de una inversión de 140,26 millones de euros ya que en conjunto supondrán la construcción de 63,5 kilómetros de carreteras. La longitud de todas ellas es de unos 2,5 kilómetros, salvo cuatro que tendrán entre 3,5 y cuatro kilómetros.

Por tanto, la Consejería tiene que someter ahora a evaluación de impacto ambiental estas actuaciones, para después encargar la redacción del proyecto y licitar y adjudicar las obras. Los 23 estudios informativos corresponden a las variantes burgalesas de Villalba de Duero y Mecerreyes, con un presupuesto de cinco millones; a las leonesas de Llanos de Alba-La Robla, Rioscuro-Villablino y Palanquinos, presupuestadas en 20,5 millones; las palentinas de Villaviudas, Guardo, Heras de la Peña y Cervera de Pisuerga, que requerirán de una inversión conjunta de 32 millones de euros; las salmantinas de Rágama y Babilafuentes, que supondrán un desembolso de diez millones de euros.

También, cuenta con los estudios previos de las variantes segovianas de Cantalejo y Cabezuela, con una inversión de cinco y seis millones de euros; las sorianas de Villasayas y Yanguas con un presupuesto cada una de 6,88 millones, así como de las vallisoletanas de Villanueva de Duero, Serrada y La Seca, cuyo coste previsto asciende a 15 millones. Además, cuenta con el estudio informativo de cinco en Zamora, correspondientes a las localidades de Bermillo de Sayazo (ocho millones), San Marín de Valderaduey, Castronuevo, Cañizo y Moraleja del Vino, presupuestas cada una en cinco millones.

 

Pendiente de aprobar

Asimismo, otro paquete se encuentra en un estado de tramitación más inicial puesto que sus estudios informativos están pendientes de aprobación. Ése es el caso de cinco variantes en el norte de León incluidas en el tramo de autovía autonómica entre Páramo del Sil-Villablino-Autopista de Asturias (AP-66). Todas tendrán una longitud de 2,5 kilómetros y supondrán un desembolso de 37,5 millones.

A éstas se suman las previstas en la localidad leonesa de Vega de Yeres, con un presupuesto de cinco millones; la de Olmedo (Valladolid), que al tener 7,8 kilómetros requerirá 15,6 millones; y la de Aldeaseca (Salamanca).

 

Fase de redacción

El grupo Fomento, que componen la Consejería y la empresa pública Provilsa, ha adjudicado ya la redacción de otros 35 estudios informativos de otras tantas variantes de población. Se trata de tres en Ávila (Arévalo, Aldeaseca y Barromán) con 15 millones de presupuesto; cuatro en Burgos (Tórtoles de Esgueva, Olmedillo de Roa, Ventosilla y Poza de la Sal) con una inversión de 23,75 millones, y ocho en León (Huegas de Babia, La Robla, La Vecilla, Herreros de Jamuz, Nogarejas, Castrocontrigo, Valencia de Don Juan y Cacabelos), que supondrán un desembolso de 44,5 millones.

Forman parte también de este paquete tres variantes de Palencia (Baltanás, Cevico Navero y Aguilar de Campo) con un presupuesto de 19,5 millones; diez en Salamanca (Alba de Tormes –puente sobre el Tormes-, Golpejas, Villarmayor, Zafrón, Villaseco de los Gamitos, Villar de Peralonso, Vitigudino, Cerralbo, Lumbrales y La Fregeneda) con una inversión de 58,5 millones; cinco en Segovia (Aldeanuela del Codonal, Montuenga, Hontalvilla, Cuellar y Santiuste de San Juan Bautista) con 23 millones presupuestados y dos en Valladolid (Tudela de Duero y Medina del Campo), que requerirán para construirse 8,25 millones.