Si existe alguna temporada en la que las flores se convierten en protagonistas, sin duda esa fecha es la de Todos los Santos. Y es que la mayoría de vecinos de la capital segoviana, y también de sus alrededores, acuden estos días a los cementerios para engalanar las lápidas de sus seres queridos.

Estos días las floristerías de la ciudad pueden llegar a facturar el 500% de las ventas anuales, explica el dueño de Osiria, una de las tiendas con tres dependencias en Segovia a las que ha tenido acceso Segoviaudaz.es. Se trata de un porcentaje que no se registra en ninguna otra época del año.

Tanto es así que, según Javier de Andrés, el propietario de dicha floristería, durante estas fechas de homenaje a los ya desaparecidos se están multiplicando las ventas, respecto al resto de meses del año. «También se factura bastante en el Día de la Madre y el Día de los enamorados, pero nada comparado con la festividad de Los Santos», añade.

Unas ventas que aún no han comenzado pero que sin embargo, las tiendas llevan preparando durante toda esta semana de atrás, «hay que recoger las flores, cortarlas, abrillantarlas, cuidarlas, mimarlas para luego ya organizar los centros, ya que no se pueden hacer más o menos hasta que no vayan a ser encargados ya que sino se secarían», prosigue.

Una elaboración sin duda alguna cuidadosa que perdura hasta el mismo día de víspera de Todos los Santos, cuando aún acuden ciudadanos para adquirir ornamentos que adornarán los camposantos.

Los vecinos que recurren a las floristerías para comprar los adornos que embellecerán los nichos de sus seres queridos, no escatiman ni un euro en la adquisición de estos ornamentos florales, tanto es así que cada persona viene gastándose en Segovia una media de 40 euros por cada centro ya elaborado, puesto que antes era costumbre comprar o encargar las flores por docenas para que luego en casa cada uno elaborase el centro a su gusto, prácticamente ahora ya no se hace así sino que se compran ya hechos, según nos explican desde Osiria. Un importante gasto que sólo se da en las fechas previas al uno de noviembre.

Los ciudadanos pueden elegir así entre un gran abanico de flores artificiales y naturales, pero no obstante, la mayoría de los vecinos de Segovia escoge para estos días de recuerdo los ornamentos naturales entre los que destacan principalmente los gladiolos, margaritas, claveles y liliums «por ser éstos también quizá los que más duración tienen teniendo en cuenta la época del año en la que nos encontramos, un dato importante a la hora de realizar una compra».

Unas compras que pese a adelantarnos en casi todos los ámbitos a las nuevas tecnologías, Javier nos explica que «en el caso de las flores para este día, la gente sigue llamando para encargarlo por teléfono pero de forma asistencial se presentan en la tienda a recogerlo, practicamente no existe la venta a través de Internet en ese negocio concretamente para esta fecha a pesar de los colapsos que se producen en muchas ocasiones en el uno de noviembre concretamente», concreta.