Un grupo de usuarios habituales de los autobuses Segovia – Madrid, llamado «Hartos de La Sepulvedana«, ha denunciado que hace unas semanas «se enteraron con sorpresa de la propuesta por parte de La Sepulvedana S.A. de recortar las expediciones cuyo destino son las universidades madrileñas, formulada en el Ministerio de Fomento».

Aseguran que «esta empresa que hace alarde en sus declaraciones a los medios de lo abiertos al diálogo y transparentes que son en sus actuaciones, y sin embargo en ningún momento se ha puesto en contacto con esta plataforma de usuarios, para consultar la repercusión de sus propuestas de modificación, mostrando un talante claramente contrario a sus supuestos principios de diálogo y transparencia».

Desde «Hartos de La Sepulvedana» creen que esta decisión «sería muy grave para los cientos de universitarios segovianos, que a diario se desplazan a Madrid para cursar allí carreras a las que no tienen acceso en la ciudad de Segovia y que en algún caso, por lejanía de sus puntos de estudio, se encontrarían con problemas para regresar a su domicilio».

Les llama la atención que «un Ayuntamiento tan protector y siempre pendiente de sus ciudadanos, un Ayuntamiento que tiene en boca continuamente una candidatura europea de la cultura, que dice va a traer “progreso y mejores condiciones de vida para sus ciudadanos” no se haya posicionado al respecto ante una decisión que empeorará la calidad de vida de cientos de jóvenes segovianos, que posiblemente se verán obligados a emigrar de Segovia hacia la capital para así poder compaginar mejor los estudios con su ritmo de vida». Los usuarios ven contradictorio estar hablando de una Capital Europea de la Cultura, cuando un gran porcentaje de los estudiantes segovianos se tienen que formar en universidades de otras capitales, por falta de centros de estudios superiores en la capital segoviana. «Y cuando a estos estudiantes se les quieren poner trabas, mirar para otro lado, o creer que está todo solucionado con dar una pequeña subvención de 10 € al mes (cuando los abonos mensuales oscilan entre los 122,45€ y los 175 €) y no preocuparse de nada más, como que nuestros estudiantes reciban un correcto trato y servicio. Un Ayuntamiento que tampoco se ha quejado cuando dicha empresa ha realizado subidas de precios abusivas en sus abonos mensuales (110% en 7 años), lo cual es un factor gravemente perjudicial para la economía de los segovianos».

La plataforma recuerda que si Segovia resultase vencedora en la candidatura, ¿qué imagen se llevarían los miles de turistas que ello atraería, si sufriesen las continuas deficiencias y abusos de la única empresa que gestiona la comunicación por carretera con Madrid? «Este factor debería ser valorado, la imagen de nuestra ciudad está en juego, Sr. Alcalde», apuntan.