El próximo viernes día 8, el Área Empresarial “La Estación de Hontoria” celebrará el IV Encuentro Empresarial, en el que se hace entrega del premio “Unas Alas para Volar”. Este año, el lugar elegido ha sido el restaurante el Fogón Sefardí, que reunirá a empresarios del polígono, autoridades locales, así como a representantes de diferentes administraciones e instituciones. El evento, comenzará a las 20:30 h.

El conocido empresario segoviano, Fernando Correa, socio del Grupo Meta y Maratón Segovia, es el galardonado de esta cuarta edición. En la elección, la Junta Directiva de la Asociación ha valorado el compromiso de Correa con el mundo empresarial y con el deporte, considerándole “un ejemplo para el tejido empresarial de la provincia”.

El premio “Unas Alas para Volar” fue constituido en 2008 con el objetivo de avanzar en las actividades de promoción y acercamiento a la sociedad que se ha marcado la Asociación. Es un reconocimiento al esfuerzo, tesón y constancia que caracteriza a los empresarios y emprendedores vinculados con Segovia. En ediciones anteriores han recibido este galardón el presidente del Centro Srgoviano de Madrid Antonio Horcajo Matesanz (2010), la empresaria de Saneamientos Casper, Josefina Pérez Miguelañez (2009) y el ex-atleta Antonio Prieto (2008).

El evento se ha convertido en una cita anual y, en cada edición, permite impulsar las sinergias entre los empresarios de la zona. Todos los socios de AELEH interesados en asistir al encuentro y al acto de entrega pueden aún reservar su plaza personalmente, en el teléfono de la Federación Empresarial de Segovia 921 432 212 (extensión 8) o en la misma sede, ubicada en la calle de Los Coches.

 

Perfil del Fernando Correa

Fernando Correa. Nacido en Guadalajara (1956), se considera segoviano de adopción. Su padre, funcionario, fue trasladado a Segovia cuando él tenía nueve años y, desde entonces, ha fijado su residencia en esa ciudad. Tras estudiar en maestría, el entonces módulo de Automoción, Correa comenzó a trabajar en la Fábrica de Cristales de La Granja, (perteneciente entonces a Saint Gobain) cuando tenía 18 años. Aunque comenzó su andadura como peón, concluyó su trayectoria en dicha fábrica como jefe de taller. Reconoce que esta etapa de su vida, que concluyó a comienzos de los 90, le marcó personal y profesionalmente: “Echando la vista atrás sólo puedo agradecer a esta empresa el trato humano y profesional que siempre me brindaron, allí me formé y comprendí como debe dirigirse una empresa”, asegura.

Tras esta etapa, y por casualidades de la vida, planeó junto a un amigo la construcción de una nave en el área industrial de Hontoria. Aunque el proyecto nunca se llevó a cabo, este fue el origen de FEMASE, su primera empresa constructora integrada por dos socios más: Mariano Galindo y Sebastián Pajón que sí quedó instalada en la Estación de Hontoria. Precisamente este último, su gran amigo “socio y casi hermano”, como él considera, sigue en la actualidad integrando sus sociedades, junto a sus respectivas parejas, Marisol del Toro y Purificación Serrano. Grupo Meta y Maratón Segovia. Antes pusieron en marcha un videoclub en José Zorrilla y también la imprenta ‘Taller Imagen’, que supuso una revolución por la tecnología que puso en marcha en ese momento.

En la actualidad, sus empresas emplean directamente a 22 personas y a más de setenta personas de forma indirecta. Al margen de su actividad empresarial, Correa siempre ha mostrado su compromiso con la ciudad de Segovia, donde hace cinco años puso en marcha uno de los eventos deportivos más importantes de la provincia: La Media Maratón. Además, desde hace dos años preside la Junta Gestora de la Gimnástica Segoviana, un club a punto de desaparecer cuando asumió su gestión y que en la actualidad, poco a poco, ha conseguido reducir su deuda y, también, los mejores resultados deportivos de los últimos tiempos.